ERC iniciará de “forma inminente” negociaciones con Junts, la CUP y comunes

“Nos hemos sobrepuesto a la operación de Estado que quería derrotar al independentismo”, aseguran los republicanos ante Illa en un nuevo portazo. “Es un mensaje clarísimo”, avisan sobre la mayoría

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente del partido, Oriol Junqueras, celebran los resultados de las elecciones catalanas
El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente del partido, Oriol Junqueras, celebran los resultados de las elecciones catalanasAlberto EstévezEFE

Esquerra quedó ayer un paso por detrás del PSC en votos, pero se impuso por la mínima en la lucha fratricida contra Junts entro del independentismo. Los republicanos lograron por fin lo que en perdieron en 2017 por un puñado de papeletas: ser la fuerza referente del espacio y arrebatar el mando del “procés” a Carles Puigdemont, líder incuestionable hasta la fecha.

Hoy, en plena resaca tras el paso por las urnas, el clima es muy diferente en el partido de Pere Aragonès: del golpe encajado hace tres años a la alegría contenida, con los republicanos tomando la iniciativa y anunciado que iniciarán de “forma inminente” negociaciones con Junts, la CUP y los comunes. Además, sacan pecho de la mayoría independentista en votos y diputados y advierten: “Es un mensaje clarísimo al Estado”.

Pese a la práctica imposibilidad del acuerdo, los republicanos insisten en su “vía ancha” para formar un Ejecutivo “transversal, de izquierdas, independentista y soberanista” con postconvergentes, anticapitalistas y el partido que cobija a Podemos. Una quimera a día de hoy por los vetos cruzados entre formaciones: Junts y Borràs exigen un Govern “nítidamente independentista” y excluyen a los comunes, mientras la formación morada tampoco acepta cohabitar con los postconvergentes.

“Necesitamos unas bases más amplias con los comunes y la CUP. Estoy convencido de que no va a salir mal. Tenemos una responsabilidad histórica y la aprovecharemos”, ha asegurado esta mañana el candidato de ERC a la Generalitat, Pere Aragonès, marcando la línea a seguir por los republicanos.

Y es que el objetico inicial de ERC es lograr un acuerdo amplio “a favor de la autodeterminación y la amnistía” que sume hasta 82 escaños en el Parlament. Así lo ha reiterado la portavoz de ERC, Marta Vilalta, en rueda de prensa, quien ha confirmado que “en las próximas horas o días”, “de forma inminente” iniciarán una ronda de contactos con Junts, CUP y comunes. “No hay tiempo que perder”, ha insistido sin desvelar aún el equipo negociador.

Sobre el PSC de Salvador Illa, la portavoz republicana ha sido tajante en mantener la línea roja ante los socialistas. “Nos hemos sobrepuesto a la operación de Estado que quería derrotar al independentismo”, ha replicado sobre la candidatura del exministro de Sanidad, las mismas palabras que ha propinado esta mañana el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès.

“No pactaremos con el PSC. Hay una mayoría independentista que hace que el PSC no sea determinante. Nos hemos presentado como proyectos alternativos”, ha reiterado el republicano.

Calendario

A partir de ahora, el calendario es el siguiente: el Parlament debe constituirse como máximo el 12 de marzo con la elección del presidente, la mesa y la toma de posesión de los diputados. Así echará a andar la XIII legislatura catalana. Entonces, el presidente de la cámara deberá iniciar una ronda de contactos con los grupos y convocar un primer pleno de investidura 10 días después, el 26 de marzo como límite. El candidato o candidata que opte a la Generalitat deberá contar con mayoría absoluta para ser elegido. De no ser así, quedaría convocada una segunda sesión 48 horas después -el día 28- en la que necesitaría más “síes” que “noes” para llegar al Palau de la Generalitat. De no haber acuerdo, se abriría un periodo de dos meses en el que podrían haber varios intentos de investidura. de cumplirse el plazo sin president, las elecciones quedarían convocadas 54 días después. Es decir, a mediados de julio.

ERC confía hoy en iniciar “de inmediato” las negociaciones y lograr un acuerdo “antes del 12 de marzo”. Una voluntad inicial que deberá lidiar ahora con un tablero enmarañado y repleto de vetos cruzados.