Sondeo

ERC ganaría las elecciones y Puigdemont sería el candidato preferido de los catalanes

El Institut de Ciències Polítiques i Socials (ICPS) indica que pese al buen cartel que mantiene el expresidente fugado, Junts sería tercera fuerza política tras los republicanos y el PSC de Salvador Illa

Puigdemont y Junqueras celebran, en primera línea, la declaración de independencia en el Parlament el pasado 27 de octubre
Puigdemont y Junqueras celebran, en primera línea, la declaración de independencia en el Parlament en 2017larazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@2100e1d8

Con las próximas elecciones autonómicas en Cataluña en el horizonte, el Institut de Ciències Polítiques i Socials (ICPS) ha llevado a cabo un sondeo respecto a las preferencias políticas de los catalanes. De celebrarse los comicios hoy mismo, la formación que obtendría un mayor número de votos sería Esquerra Republicana, partido que actualmente gobierna la Generalitat en solitario, consiguiendo el 19,7% de los apoyos. A los republicanos les seguirían el PSC, con un 16,4% de los votos; y Junts, consiguiendo un 15,9%.

La encuesta, desarrollada a partir de la opinión de 1.200 personas mayores de 18 años y realizada entre el 31 de octubre y el 20 de noviembre, situaría en cuarto lugar a EnComú Podem (5,8%), seguido por la CUP (4,2%), el PP (4%), Vox (2,1%) y Ciutadans (0,6%), mientras que un 1,1% optaría por otras formaciones políticas, un 3% votaría en blanco y el restante 10% declara que se abstendría de acudir a las urnas.

El director del ICPS, Oriol Bartomeus, destaca el incremento en la estimación de voto a Junts per Catalunya y lo atribuye a la notoriedad que ha alcanzado la formación a nivel nacional al haber sido decisiva en la investidura de Pedro Sánchez en Madrid. El papel de los posconvergentes ha repercutido "favorablemente" en los indicadores, según afirma el director del centro, que por otra parte estima el margen de error del conjunto de la encuesta en un 2,8%. ERC, por su parte, no alcanzaría los resultados que les permitieron liderar el Gobierno tras las anteriores elecciones, pero continúa siendo la opción preferente de los catalanes aunque por escaso margen.

En un presunto referéndum de autodeterminación, los encuestados favorables a la secesión del territorio serían el 39,5% frente a un 52,5% que se opondría a ella, y el sondeo detalla que un 53,7% de los entrevistados confían que el proceso independentista se resolverá con un acuerdo entre el ejecutivo central y su homólogo autonómico para dotar a Cataluña de un más extenso autogobierno. Esta alternativa ha crecido de forma significativa desde 2020, apunta la encuesta, mientras caen del 41,6% al 27,3% quienes apuntan que el desafío soberanista se acabará abandonando por los partidos y la sociedad civil catalana. Un 5%, por su parte, prevé que el 'procés' sólo acabará con la independencia.

Preguntados sobre la relación entre Cataluña y el resto de España de forma más específica, cae hasta el 34% el porcentaje que apuesta por una república independiente, pese a ser esta la primera opción de los encuestados. Se observa, a su vez, un repunte de quienes abogan por que Cataluña siga constituyéndose como una comunidadautónoma en el marco constitucional vigente y entre quienes, por contra, prefieren un estado de organización federal.

En unas hipotéticas elecciones generales, el estudio también recoge la intención de voto de los catalanes. De los 48 escaños en juego en las cuatro provincias, sería el PSC quien en este caso se situaría en primera posición, con una intención de voto del 28%. A los socialistas le seguirían Junts (10,3%), Sumar (10,2%), ERC (8,6%), el PP (7,3%), Vox (2,8%), la CUP (1,7%) y finalmente Ciutadans, con un 0,3%. Respecto a la caída de los republicanos, Bartomeus interpreta que no ha sacado provecho de su posición en solitario al frente del Govern y los datos muestran cómo la beligerancia de Junts en el Congreso de los Diputados le premian como partido independentista más votado.

En cuanto a la figura del president de la Generalitat, sigue siendo el preferido Carles Puigdemont (16,7%), del que se desconoce por completo si reunirá la voluntad, suficientes apoyos y un marco legal favorable para poder presentarse a las próximas elecciones, fechadas en febrero de 2025. Quien ya liderara el ejecutivo en 2017 estaría seguido en el sondeo por quien fuera su vicepresidente, Oriol Junqueras (12,8%). Tampoco se conoce el alcance de la ley de Amnistía y si ésta permitiría al líder republicano regresar a unas listas como candidato a la Generalitat. El primer secretario del PSC, Salvador Illa, sería el tercer posicionado con un 11,7% de los apoyos.

Son, naturalmente, los simpatizantes de Junts per Catalunya quienes en un 66,7% prefieren a Puigdemont como presidente autonómico, mientras que un 4,9% de ellos optarían por que ocupara el cargo el actual secretario general de la formación, Jordi Turull, y otros tantos votantes posconvergentes verían con buenos ojos a Oriol Junqueras como presidente de la Generalitat. Ninguno de los encuestados, según explica Bartomeus, citó como futurible en el cargo a la presidenta de Junts investigada por corrupción, Laura Borràs, y "sólo uno o dos" se refirieron a la alcaldesa ultraderechista de Ripoll, Sílvia Orriols, líder de la formación Aliança Catalana y sin representación parlamentaria.

Entre los votantes de ERC, Junqueras es el favorito con un 34,1% por delante del 19,3% que prefiere a Puigdemont. El actual presidente autonómico de Esquerra Republicana, Pere Aragonès, sólo recaba el 16,9% de los apoyos entre los votantes de su partido. Los votantes socialistas, por su parte, prefieren al líder de su formación en el Parlament, Salvador Illa, en un 42%, y repite Junqueras como alternativa preferente entre los votantes de los comunes, con un 17,6%, por delante del propio Illa y de la líder de su grupo parlamentario, Jéssica Albiach, que empatan con un 13,2% de los apoyos.

En el bloque constitucionalista, el líder del PP en el Parlament, Alejandro Fernández, es la opción preferida para los populares (22,2%); el 25% de los votantes de Vox opta por su secretario geneal y líder en Cataluña, Ignacio Garriga, como primera opción; y para los votantes de Ciutadans serían tanto Salvador Illa (21%) como Alejandro Fernández (10,5%) opciones preferibles antes que el propio líder de su formación, Carlos Carrizosa. Para los simpatizantes de la CUP, Puigdemont sería la mejor opción (29,1%) seguido de quien fuera diputada de la formación y alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater (9,1%).