Sociedad

¿Ha “resucitado” el lobo marsupial? Probablemente no, pero esta es la polémica foto

El lobo marsupial era el mayor carnívoro autóctono de Oceanía de nuestra era y aunque la especie se considera extinta desde 1936, ha habido muchos presuntos avistamientos durante las últimas décadas.

Fotografía de una presunta cría de lobo marsupial alejándose entre la hojarasca. La cría ha sido resaltada para facilitar su avistamiento en la foto (Tomada por Neil Waters en Tasmania)
Fotografía de una presunta cría de lobo marsupial alejándose entre la hojarasca. La cría ha sido resaltada para facilitar su avistamiento en la foto (Tomada por Neil Waters en Tasmania) FOTO: anónimo Creative Commons

Era 1936 y, en una jaula, Benjamin estaba a punto de morir. Aquel zoo en Hobart, Tasmania, era el único lugar de todo el mundo donde podía verse un ejemplar de lobo marsupial. Había sido capturado tan solo 30 años antes y todo parecía apuntar a que Benjamin era el último de su especie. Cuando murió, se extinguió con él el mayor marsupial carnívoro de nuestro tiempo. Todo empezó, en realidad, hace 46 mil años, Oceanía estaba poblada por leones marsupiales de hasta 120 kilos llamados Thylacoleo carnifex, pero con nuestra llegada, la megafauna del continente fue desapareciendo lentamente hasta extinguirse. El lobo marsupial (Thylacinus cynocephalus) con sus 60 cm hasta el lomo y sus 30 kilos se convirtió en un titán tras la extinción de todos esos grandes animales.

Dos ejemplares de tilacino recibidos por el zoo de Nacional de Washington D.C. en 1902.
Dos ejemplares de tilacino recibidos por el zoo de Nacional de Washington D.C. en 1902. FOTO: Baker; E.J. Keller. Creative Commons

Ahora que el carnívoro marsupial más corpulento del mundo es el demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii) y tan solo alcanza los 30 cm en cruz y apenas 8 kilogramos. De 120 kilos hemos pasado a menos de una decena y hay quien se resiste a aceptarlo. El lobo marsupial, tigre de Tasmania o tilacino sigue vivo para muchos que, pertrechados con todo tipo de cámaras y disparadores, tienden trampas fotográficas escondidas entre el bush y el mallee. Hace 84 años desde que se extinguió y, según afirman muchos aficionados, desde entonces ha sido avistado multitud de veces a lo largo y ancho de Australia, Tasmania e incluso Nueva Guinea. No obstante, los miembros del Grupo de Concienciación del Tilacino en el Sur de Australia (TAGOA) afirman haber conseguido imágenes nítidas de tres ejemplares, incluyendo un cachorro bien definido que podría acabar para siempre por la polémica. Pero ¿qué hay de cierto en todo esto?

Neil Water

El 22 de febrero del presente año, Neil Water, fundador y presidente de TAGOA, publicó un vídeo en el canal de YouTube del grupo declarando que tenía en su poder fotografías no de un tilacino, ni de dos, sino de los tres componentes de lo que parecía una “familia”. Dos adultos de rasgos algo ambiguos y un cachorro que, a diferencia de los padres y según Water, no dejaba ninguna duda. La cría, a tenor de lo afirmado en el vídeo, contaba con todos los rasgos distintivos del lobo marsupial. Unos cuartos traseros rayados, una cola rígida y larga, el puntiagudo morro y sus características orejas cortas.

Fotografía de una presunta cría de lobo marsupial alejándose entre la hojarasca. La cría ha sido resaltada para facilitar su avistamiento en la foto (Tomada por Neil Waters en Tasmania)
Fotografía de una presunta cría de lobo marsupial alejándose entre la hojarasca. La cría ha sido resaltada para facilitar su avistamiento en la foto (Tomada por Neil Waters en Tasmania) FOTO: anónimo Creative Commons

Las fotografías habían sido tomadas en un bosque tasmano a plena luz del día y, ante la seguridad mostrada por Neil Waters, no fueron pocos los escépticos que decidieron darle un voto de confianza a la asociación. A fin de cuentas, no es descabellado pensar que puedan haber sobrevivido algunos ejemplares de lobo marsupial perdidos en la vastísima y despoblada Oceanía. De hecho, existen casos más extremos como el denominado taxón lázaro, que responde a especies desaparece de una serie de periodos del registro fósil como si se hubiese extinguido para, de repente, reaparecer en estratos más recientes o incluso vivo y coleando, como el celacanto, un pez que se creía extinto desde hacía más de 66 millones de años y que ahora navega por las costas orientales de África.

Nick Mooney

Water prometió revelar las fotografías el 1 de marzo, porque antes quería cotejarlas con un experto. No obstante, toda la cautela desapareció cuando, a pesar del informe del experto, decidió publicar igualmente las fotografías. El hombre en cuestión es Nick Mooney, curador honorario de zoología de vertebrados del Museo y Galería de Arte de Tasmania y parece disentir fuertemente con Water. A tenor de las imágenes, lo que el zoólogo identifica que la cría es, probablemente, un pademelón de Tasmania, un marsupial con aspecto de pequeño canguro que explicaría mucho mejor la anatomía de los cuartos traseros que puede verse en la fotografía.

Pademelon  de Tasmania
Pademelon de Tasmania FOTO: JJ Harrison Creative Commons

A pesar de las declaraciones del experto, TAGOA se ha mantenido en su postura, como ya ha hecho otras veces con imágenes incluso más controvertidas. Lo cierto es que en 65 años no se han encontrado huellas claras o excrementos de tilacino y a pesar del número de avistamientos en una época donde cualquiera tiene un teléfono con cámara, todavía no hay imágenes nítidas. Hay que entender que, aunque plausible, cada vez es más improbable que el lobo marsupial siga vivo y que es más posible que los avistamientos sean solo confusiones, como tantas veces sucede con OVNIs o apariciones.

QUE NO TE LA CUELEN:

  • No es la primera vez que TAGOA considera como prueba una fotografía ambigua, de hecho, en su archivo web puede verse un recopilatorio de vídeos que consideran relevantes, entre los cuales algunos ya han sido descartados por expertos más allá de toda duda. En esta cuestión del lobo marsupial existe una fina línea que separa la investigación científica rigurosa del entusiasmo pseudocientífico representado por la criptozoología.

REFERENCIAS (MLA):