No todo es éticamente correcto

Se abre la puerta a negociar la dignidad del embrión humano bajo objetivos científicos, comerciales, o incluso de un pretendido humanitarismo, o posthumanismo

Cultivan "embriones quimera" de monos con células humanas durante 19 días
Cultivan "embriones quimera" de monos con células humanas durante 19 díasWeizhi Ji","KunmingKunming University of Science an

«El ser humano es un fin en sí mismo en todas las fases del ciclo biológico, desde la concepción hasta la muerte»”. Esto dice el Código de Deontología Médica. En la carrera de la ciencia hacia un mayor conocimiento que permita mejores tratamientos, no todo vale. Cada paso que nos aleja de la dignidad humana intrínseca nos lleva hacia un peligroso concepto de dignidad concedida por otros. Se abre la puerta a negociar la dignidad del embrión humano bajo objetivos científicos, comerciales, o incluso de un pretendido humanitarismo, o posthumanismo.

La noticia de que el equipo de Izpisúa cree embriones con células de dos mamíferos distintos puede ser muy positiva si hablamos de especies animales. Mi preocupación es que las quimeras embrionarias se obtengan con células humanas y de macaco. Algunos de estos embriones artificiales han sobrevivido hasta 20 días. Aunque el objetivo de este experimento no sea la creación de una nueva especie híbrida, esa sería la consecuencia si, en el futuro, se consigue (y permite) llevar a término el desarrollo de este nuevo ser. Los límites éticos de la investigación no pueden establecerse desde una visión utilitaria que solo persiga los fines sin atender a los medios.

Manuel Martínez-Sellés es presidente del Colegio Oficial de Médicos de Madrid