No necesitas ser millonario para ir al espacio

Hay otras alternativas para lanzarte a explorar el universo sin pagar un cuarto de millón de euros.

La nave SpaceShip Two Unity 22 aterrizando tras paseo espacial del 11 de julio.
La nave SpaceShip Two Unity 22 aterrizando tras paseo espacial del 11 de julio.VIRGIN GALACTIC / HANDOUTEFE

Aún no sabemos cuánto tiempo pasará hasta que los viajes al espacio se vuelvan habituales. A las aerolíneas les tomó 68 años alcanzar los 50 millones de usuarios. Los automóviles debieron esperar 62, los teléfonos 50, la televisión 22, los móviles 12 e internet alcanzó los 50 millones de usuarios en apenas 7 años.

Teniendo en cuenta que el turismo espacial recién comienza y por ahora solo está disponible para un selecto grupo del planeta, falta tiempo para que la tecnología pueda desarrollarse lo suficiente como para que los precios sean accesibles para el 99% restante de la población. Pero el hecho de que las naves ya puedan reutilizarse en diferentes viajes constituye un cambio fundamental: imaginad usar un Airbus por trayecto y luego tener que hacer otro completamente nuevo para cruzar el Atlántico…

Pero hasta que ese momento llegue y mientras no ganemos un precio multimillonario, hay otras alternativas para viajar al espacio.

Una opción es ser artista. El multimillonario japonés Yusaku Maezawa ha creado la iniciativa Dear Moon Project con el objetivo de llevar a 8 artistas a una misión alrededor de la Luna en una nave de SpaceX. Maezawa fue unos de los primeros en reservar un pasaje al espacio con la compañía de Elon Musk y ahora quiere compartir la experiencia con una audiencia más amplia. Solo basta cumplir dos criterios para ser seleccionado: aquellos que “pueden empujar sus límites para ayudar a otras personas y a la sociedad de alguna manera” y que están “dispuestos a apoyar a otros miembros de la tripulación que comparten aspiraciones similares”.

Otra iniciativa que también involucró a Space X es la que lanzó el millonario tecnológico Jared Isaacman. En este caso no había que tener un talento especial, sino donar dinero al Hospital Infantil St. Jude Children’s Research Hospital y ser uno de los tres elegidos para, según un comunicado de prensa, ser elegido “para representar los pilares de la misión de liderazgo, esperanza, generosidad y prosperidad”.

La misión, llamada Inspiration4, se lanzará desde el sitio de lanzamiento 39A de SpaceX en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida sobre el cohete Falcon 9 de la compañía. Antes del vuelo, los miembros de la tripulación recibirán entrenamiento especial de SpaceX con “un enfoque específico en la mecánica orbital, operando en microgravedad, gravedad cero y otras formas de pruebas de estrés”. La tripulación de cuatro personas pasará hasta cinco días en la cápsula Crew Dragon. Por si fuera poco los miembros de la tripulación recibirán cada uno un “premio alternativo” de 150.000 dólares.

Finalmente otra opción es acudir a Virgin Galactic, la compañía de Richard Branson, quien acaba de regresar de su primer viaje. Tras su vuelo, Branson anunció que Virgin Galactic se había asociado con la plataforma de recaudación de fondos Omaze para abrir un sorteo que enviará al ganador y a un amigo en un vuelo espacial.

El sorteo también es una recaudación de fondos para la organización sin fines de lucro Space for Humanity, y cuanto más donamos, más posibilidades tenemos a la hora del sorteo. Y quienes no quieran donar pero sí participar, también tienen esa opción. El sorteo cierra el 1 de septiembre y el ganador será anunciado “alrededor” del 29 de septiembre, según la página web. Entre otras restricciones, debe tener 18 años o más para participar, y el ganador y su invitado deberán demostrar que están vacunados contra COVID-19 para poder ganar el sorteo.