A qué se deben las diferencias entre el cabello africano, caucásico y asiático

Un nuevo estudio ha analizado a nivel atómico y molecular las propiedades de los diferentes tipos de cabello. Esto es lo que ha descubierto:

Tipos de cabello | Fotografía de archivo
Tipos de cabello | Fotografía de archivo FOTO: Dreamstime Dreamstime

Por algún motivo, la mayoría de las personas no están del todo conforme con el cabello que les ha tocado por simple predisposición genética. Es algo que ocurre sobre todo en la adolescencia, cuando estas cuestiones estéticas se convierten en un punto angular de la vida. Y uno de los aspectos que más fuerza tiene a la hora de determinar estas características del cabello son las diferencias étnicas (esto no es una sorpresa para nadie).

Mientras que el pelo africano es más rizado y seco, el asiático es más liso y tosco; y tanto la forma como la densidad del pelo de las personas de origen europeo se mueve entre estos dos extremos... desde el pelo absolutamente liso, hasta el pelo totalmente rizado (pasando por distintos grados de ondulación). Esto hace que la diversidad del cabello europeo sea muy grande: de acuerdo con el Instituto de Investigación Médica de Queensland (Australia), el 45% de la población caucásica tiene el pelo liso, el 40% lo tiene ondulado, y el 15% restante tiene el cabello rizado.

Solo un 15% de los europeos tiene el cabello rizado | Fotografía de Irving Penn
Solo un 15% de los europeos tiene el cabello rizado | Fotografía de Irving Penn FOTO: PINTEREST

Otro dato puede resultar interesante sobre los diferentes tipos de cabello es cómo envejece cada uno. De acuerdo con un estudio que se publicó a comienzos de este año en el Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology, los caucásicos comenzaban a sufrir las canas a mediados de los 30, los asiáticos a finales de los 30 y los africanos a partir de los 40 años.

Pero probablemente, la cuestión que más dudas despierta es el porqué existen estas diferencias.

Según Luisa Coderch, investigadora del Instituto de Química Avanzada de Cataluña, hay muy pocos estudios sobre las diferencias morfológicas del cabello en función de las diferencias étnicas y, por lo general, están centrados en la proteína dentro de las fibras del cabello, por lo que los resultados que arrojan muestran solo ligeras diferencias entre etnias, lo que no puede explicar las diferencias físicas.

Sin embargo, un trabajo del Instituto de Química Avanzada de Cataluña en colaboración con Sincotrón ALBA (el único acelerador de partículas de nuestro país capaz de analizar a nivel atómico y molecular las propiedades de la materia), ha explorado con más detenimiento otros aspectos que pueden influir en la morfología del cabello. Uno de estos aspectos es la presencia, distribución y función de los lípidos en cada tipo de cabello.

“Con la técnica de luz de sincrotrón que hemos usado, pudimos observar dónde hay más lípidos en el cabello y cómo están estructurados”, detallaba Coderch.

El cabello africano tiene mayor contenido de lípidos en todas sus partes: la médula, en la corteza y en la cutícula | Fotografía de archivo
El cabello africano tiene mayor contenido de lípidos en todas sus partes: la médula, en la corteza y en la cutícula | Fotografía de archivo FOTO: Dreamstime Dreamstime

En este estudio, han observado que la estructura del cabello africano tiene mayor contenido de lípidos en todas sus partes: la médula, que es la parte más central del cabello; en la corteza, que constituye la mayor parte del cabello y que es la que determina su fuerza y color; y en la cutícula, que es la capa más externa del cabello, compuesta de células superpuestas con apariencia de escamas encargadas de proteger la corteza del folículo.

El cabello caucásico tiene un orden de lípidos similar en todas sus partes, superior al de las cutículas de tipo asiático y africano. Y el cabello asiático -por su parte- es el que tiene la menor cantidad de lípidos y en el que están más ordenados, lo que hace que sea menos permeable, y que por tanto se dificulten los tratamientos capilares. Es algo que choca frontalmente con el cabello africano, que es el más apto para este tipo de tratamientos, como el tinte por ejemplo.