La alegría cunde en el Botànic mientras que PP y Cs dicen que estaba pactado

El acuerdo del PSOE y Podemos se recibe en Valencia con críticas hacia los líderes de ambos partidos que han llevado a un «desgaste social innecesario»

De cara a la galería los partidos que conforman el Botànic manifestaron hoy su alegría por el acuerdo alcanzado entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para conformar un gobierno de coalición. En bambalinas los comentarios difieren y la mayoría opina que la negociación ha sido extremadamente fácil y rápida para que no estuviera pactada de antemano.

Los más osados no han podido evitar hacer públicos sus pensamientos. Es el caso de la consellera de Medio Ambiente, Mireia Mollà, de Compromís, quien ha dicho que cuando los acuerdos afloran tan rápidamente «una se pregunta si merecía la pena el desgaste social y los seis meses que han ayudado a la extrema derecha a cabalgar cómodamente».

Su opinión ha coincidido con la del PP desde donde se criticó el acuerdo y se acusó a Sánchez de «pensar solo en él» porque con este pacto no hubiera sido necesario convocar las elecciones del pasado domingo.

Isabel Bonig asegura que el PSOE ha preferido pactar con los «radicales antes de llamar al principal partido de la oposición», a pesar de que no tendrá estabilidad y en el que se puede trasladar la radicalidad de otras Comunidades Autónomas en las que gobierna Podemos o partidos nacionalistas.

La líder popular ha valorado negativamente el acuerdo que considera malo para los españoles y «solo bueno para los socialistas».

Al igual que algunos líderes de Compromís, Bonig, ha querido hacer hincapié en que la escenificación por sorpresa y en tan prematuramente da a entender que el acuerdo estaba ya decidido hace unos meses y solo dependía del resultado electoral, por lo que considera que las recientes elecciones han sido innecesarias.

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Toni Cantó, ha criticado la alianza de Sánchez e Iglesias y alerta de que su partido no apoyará que ambos lleven las riendas del Gobierno en España con el argumento de que es «contrario a los intereses de la mayoría de los españoles». Cantó ha sido el único de los políticos valencianos que ha recordado la frase de Pedro Sánchez cuando afirmó que no podría dormir con Podemos en el Gobierno. «Ahora van a vivir juntos».

«Cualquier esfuerzo por España vale la pena»

El PSPV-PSOE, a través de su vicesecretario general, Manolo Mata, aseguraba que «cualquier esfuerzo por España vale la pena» y ha apoyado el acuerdo bajo la premisa de que las fuerzas progresistas tienen la obligación de ponerse de acuerdo, a pesar de que hayan pasado seis meses desde los comicios del 28A y los desencuentros entre los dos líderes en este tiempo hayan abocado a unas nuevas elecciones. «Los electores te lo pueden perdonar una vez, pero no dos». Este es, según Mata, el argumento.