Los hermanos de Puig facturaron a distintos entes de la Generalitat

La Conselleria de Economía abre un expediente sancionador a sus empresas por pactar precios en la adjudicación de contratos de corresponsalías para À Punt

KIKE TABERNER

Las ayudas para el fomento del valenciano que adjudica la Conselleria de Educación y Cultura, no es el único dinero público que los hermanos del presidente, Ximo Puig, recibieron de la Generalitat.

Además de los 600.000 euros que provienen de la Dirección General de Rubén Trenzano, Canal Mestrat, S.L., Comunicació dels Ports, Canal Maestrat y Kriol facturaron otros 250.000 euros entre contratos menores, facturas y subvenciones cuyas fechas de emisión coinciden con el periodo de Gobierno del Botànic. Es decir, desde que Ximo Puig es presidente.

En estos cinco años las mencionadas empresas han recibido casi 79.000 euros a través de 27 contratos menores y facturas a los diferentes organismos de la Generalitat. Pero también han sumado otros 170.486,67 correspondientes a 13 subvenciones directas para contratación de personal concedidas por Labora-Servef.

Desde el PP, que ha rastreado las cuentas, aseguran que han comprobado distintas irregularidades, como transferencias de 15.000 euros desde Turismo que, al parecer, no están ligadas a ningún expediente administrativo.

Pero también, que el total del dinero recibido por las empresas del hermano de Puig y sus socios ha salido desde cuatro consellerias diferentes, incluida la de Educación y Cultura que dirige Vicent Marzà, que con las ayudas a la promoción del valenciano, les proporcionó 600.000 euros.

Así, el 40 por ciento de los departamentos que conforman el Consell destinó dinero público a estas empresas en los últimos cinco años. Concretamente, Educación, Presidencia, a través de Turismo, Infraestructuras con las facturas a Vaersa y Economía mediante el Servef, A lo que hay que añadir los trabajos que realizaron en À Punt.

En el informe elaborado por el PP se especifica que desde que se puso en marcha la Radiotelevisión Valenciana, los hermanos de Puig han emitido un total de 18 facturas correspondientes a reportajes, imágenes, retransmisiones, entre las que se encuentra el Sexeni de Morella, incluido el rotulado de las imágenes, para el que utilizaron cinco cámaras, según se estipula en la factura por un importe de 8.034 euros. Aunque la inmensa mayoría de estos contratos menores realizados por las diferentes empresas audiovisuales para S.A. de Mitjans de Comunicació corresponden a recursos de imágenes sin ningún tipo de especificación más.

Precisamente esta ambigüedad es uno de las puntos que llama la atención, dado que hay facturas en las que en el mismo mes se cobra por un servicio de corresponsalía y por el concepto de «servicios realizados».

Hay que señalar que la S.A. de Mitjans de Comunicació estuvo pagando a Comunicació dels Ports el servicio de corresponsalías durante dos años mediante contratos menores. El mismo servicio que cuando salió a licitación pública motivó que la mencionada empresa y las de los Adell Bover, fueran expulsadas del concurso por pactar precios.

La propia Consellería de Economía ha abierto un expediente sancionador por pactar precios a Francisco Puig y al mencionado empresario, socio del primero que llegaron a un acuerdo para realizar servicios para À Punt.

Fue la Mesa de Contratación del ente quien dio la voz de alarma ante Economía.

Por este motivo, el 16 de octubre, la Subsecretaría de este Departamento abría un expediente sancionador contra Kriol Produccions, Canal Maestrat, Visualiza y Comunicació del Ports «por observar indicios racionales de la existencia de posibles conductas restrictivas de la competencia, prohibidas por el Reglamento de la Competencia».

Las firmas, a pesar de haber sido expulsadas del proceso de selección por llegar a acuerdos de precios, totalmente prohibido por la Comisión de Valores de la Competencia, siguieron facturando a S.A. Mitjans de Comunicació. Se ha podido constatar que existen cuatro facturas emitidas después de la resolución de expulsión del concurso de contratación.

También se da la circunstancia de la emisión de facturas consecutivas por el mismo concepto y el mismo día.

Las dudas ya no solo afectan a las subvenciones recibidas por las empresas del hermano del presidente para la promoción del valenciano que investiga la Justicia. Ahora también hay otros conceptos que han de aclararse y que han generado la apertura de expedientes.

Bonig exige una explicación a Ximo Puig

La presidenta del PP en la Comunitat, Isabel Bonig, ha pedido explicaciones al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras conocerse la investigación que ha abierto la Comisión de la Competencia. Ante esta situación ha exigido al Consell que aplique la misma transparencia que ellos reclaman al resto de partidos pero que «son incapaces de aplicársela».