«Prometer hasta meter...»

¿Quién y cómo van a ponerse de acuerdo para tramitar una moción de censura contra Pedro Sánchez cuando incumpla sus compromisos?

El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki ZaragüetaLa Razón

¿Quién y cómo van a ponerse de acuerdo para tramitar una moción de censura contra Pedro Sánchez cuando éste no cumpla los compromisos adquiridos con ERC, Bildu, PNV y demás patulea unida por el objetivo de destruir la España constitucional? Nadie y de ninguna manera, porque ninguno de ellos va a preferir a Pablo Casado, Inés Arrimadas o Santiago Abascal de inquilino de La Moncloa. Tampoco el PSOE va a prestarse a relevarse a sí mismo en favor de Pablo Iglesias u Oriol Junqueras.

Esa es la reflexión que debe imperar en el diseño del presidente y su entorno «conseguir la Presidencia del Gobierno como sea, haciendo gala del refranero popular: «Prometer hasta meter y, una vez...».

Si quieren una mesa de negociación, ponemos dos. Si se trata del indulto, para todos. Si de amnistía, lo que haga falta. Cualquier cosa de la que se trate y esté en su mano, concedido. Eso sí, cuando llegue el momento de los asuntos contra la Constitución, de eso «tengo las manos atadas». Y volvemos al inicio de estas líneas: «Están imposibilitados para echarme».

Pedro Sánchez tiene el acuerdo y sabe perfectamente que firmará algo que no puede cumplir. Lo ha hecho ya con Unidas Podemos: «No podría dormir, ni tampoco el 95 por ciento de los españoles, si hubiera pactado un Gobierno con Pablo Iglesias» y lo hará con los demás, de ahí que tenga asegurado su propósito. La única piedra que se le puede interponer en su camino, es la conveniencia o no que tenga para ERC ese acuerdo de cara a las elecciones catalanas, si le quiebra la supremacía que hoy le otorgan las encuestas.

El presidente en funciones ve como un pardillo a Julio César: «Amo la traición, pero odio al traidor». Él está encantado de conocerse. Así es la vida.