El Síndic alerta del aumento de menores inmigrantes no acompañados

El informe constata la saturación de los centros de recepción debido al incremento de jóvenes extranjeros desde el verano de 2018

El último informe del Síndic de Greuges refleja que, a partir del verano de 2018, los centros de recepción -especialmente en Alicante y Valencia- se han visto «desbordados» por la llegada de menores extranjeros no acompañados (menas), que ha tenido como consecuencia un incremento de plazas residenciales «de forma apresurada».

«Incluso se han producido actuaciones administrativas contrarias a la normativa vigente» en materia de ordenación de centros residenciales, señala el informe del Síndic de Greuges de 2018, que se entregó ayer por vía telemática a Les Corts Valencianes.

La incorporación al sistema de estos menores extranjeros no acompañados, tanto por su número como por las circunstancias que determinan «el carácter precipitado y colectivo de las entradas, está tensionando el funcionamiento de los recursos residenciales», provocando situaciones como la sobreocupación de los centros de recepción o la distorsión de procesos de evaluación y derivación de casos.

El Síndic de Greuges también constata la existencia de situaciones «poco aconsejables, como la presencia exclusiva de menores extranjeros en algunos centros, lo que viene a postergar su necesaria integración con otros menores de nacionalidad española».

El informe del Síndic de Greuges de 2018 refleja que atendió 12.162 quejas presentadas por la ciudadanía e inició 40 de oficio, mientras que su Oficina de atención ciudadana atendió 10.963 consultas.

Según la memoria, en la Comunitat hay 4.123 niños y adolescentes en situación de guarda o tutela de la Generalitat, y cuando llegan a la mayoría de edad muchos quedan sin red de apoyo que les acompañe en el proceso de emancipación.

Aunque la Conselleria ha diseñado un plan de apoyo integral dirigido a ellos, el Síndic considera que su desarrollo «continúa siendo insuficiente».