El Consell exigirá a sus funcionarios que hablen valenciano

La capacitación será proporcional y adecuada al puesto

El pleno del Consell ha aprobado este viernes el proyecto de ley de la Función pública valenciana, que “por primera vez en la historia de la autonomía” exigirá al empleado público que quiera acceder a la Administración el requisito de una capacitación lingüística del valenciano, que será “proporcional y adecuada al puesto”.

Así lo ha explicado la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, en la rueda de prensa posterior al pleno, en la que ha destacado que la Comunitat Valenciana era la única autonomía con lengua propia que no exigía el requisito de conocerla, debido a que “en 40 años de vida democrática aquí no se había apostado por la lengua” como ahora.

Bravo ha precisado que, al igual que el resto de Comunidades bilingües, será un reglamento el que determinará los niveles de capacitación lingüística que se exigirán a los empleados públicos, por lo que no hay ningún “conflicto” en desarrollarlo tras la aprobación de la ley -que fija un año desde la entrada en vigor de la norma- ni se ha hecho “renuncia a nada”.

Se ha mostrado convencida de que “antes del ecuador de la legislatura” estará ese reglamento, y como muestra de que hay una “voluntad política decidida” ha explicado que se va a constituir una comisión de expertos, con técnicos de Política Lingüística y Función Pública, entre otros, que en paralelo a la tramitación de la norma en Les Corts hará un “estudio preparatorio” para la elaboración del reglamento.

“La lengua oficial de la Comunitat es el valenciano”

“La postura del Consell es la que se contempla en ele Estatuto de Autonomía, y es que la lengua oficial de la Comunitat Valenciana es el valenciano”. Sin titubeos, sin dejar ni una grieta para la duda, así se ha manifestado la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, al ser preguntada por la solicitud de la entidad catalanista Acció Cultural en el Congreso de los Diputados para que el valenciano se denomine catalán.

Sobre la participación de su formación política, Compromís, en esta iniciativa, Oltra ha respondido que es “natural y sano en democracia” que entidades y asociaciones realicen peticiones en los parlamentos y todos los grupos políticos les escuchen, estén o no de acuerdo con ellas.