1.000 tractores colapsan el centro de Valencia

Cientos de personas participan en la tractorada: “Si no lo conseguimos en los despachos, lo conseguiremos en la calle”

Desde primera hora de la mañana han ido llegando a la ciudad de Valencia cientos de tractores procedentes de todos los puntos de la Comunitat Valenciana para participar en la protesta multitudinaria que hoy paralizará el centro de Valencia durante horas. El objetivo, levantar la voz frente a las Administraciones, hacerse oír. “No es solo una manifestación de agricultores, es de toda la sociedad civil, está en juego la soberanía alimentaria”, señalaban desde la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA).

Todas las previsiones se han superado. “Esto se ha desbordado”, apuntan desde AVA. Aunque inicialmente se esperaban unos 500 tractores finalmente se ha llegado al millar de vehículos y a las 20.000 personas. “Esta manifestación recuerda a la protesta histórica que hubo en 1992”, apuntan algunos de los participantes. En este momento todavía hay una cola de tres kilómetros desde la calle Colón hasta la plaza de España.

“Si no lo conseguimos en los despachos lo conseguiremos en la calle”, señalaba hace pocos minutos el secretario general de La Unió de Llauradors, Carles Peris, quien se pregunta “¿cómo es posible que el agricultor, que es quien genera valor en la cadena, tenga los bolsillos vacíos”.

Eladio Aniorte, presidente de ASAJA Alicante aprovechó la manifestación para reivindicar el trasvase Tajo-Segura en la provincia de Alicante y dejó claro que la postura contraria de Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, no es buena para la Comunitat Valenciana. “Por muy ministra que sea no puede decir eso, el trasvase está por ley y no la quieren cumplir, cómo hacen con todo lo que no les interesa. En España se tiran al mar 50 mil hectómetros de agua y nosotros, el sureste, necesitamos 1.000”, comentó Aniorte.

Respecto a los países competidores de los agricultores valencianos el presidente de ASAJA Alicante destacó que “no se puede competir con países que pagan 2 euros al día cuando nosotros pagamos 7 euros la hora, necesitamos que los políticos vayan a Europa por méritos y no por el partido que los representa. Los agricultores necesitamos los seguros agrarios, pero no podemos tener los que hay ahora ya que solo buscan ganar dinero".

La exministra de Agricultura, Elvira Rodríguez, ha acompañado a la manifestación a la presidenta de los populares valencianos, Isabel Bonig: “El ministro de Agricultura tiene que ejercer su liderazgo frente a la ministra de Hacienda”, apuntaba Rodríguez.

Por su parte, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha anunciado que esta semana llevarán una declaración institucional a Les Corts que recoge todas las reivindicaciones del sector agrario a les para crear un frente común. “Hemos llegado a esta situación después de muchos años de dejadez y promesas incumplidas. Tenemos que negociar la PAC, necesitamos una reforma fiscal y laboral que atienda las necesidades del campo valenciano”, ha señalado Bonig, quien ha denunciado que el Consell ha pagado solo 57 de los 150 millones de euros de la PAC para la Comunitat.

Por su parte, el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, ha lamentado que “los campos se están abandonando y es absolutamente indignante que los agricultores no puedan vivir de su trabajo”."Los jóvenes se alejan de una actividad que todos llevamos en nuestro corazón. Es increíble que no puedan rentabilizar su trabajo y vivir de una actividad que es absolutamente necesaria", ha agregado.

Desde VOX, el diputado autonómico José Luís Aguirre ha explicado que: “No se puede permitir la importación de naranjas de Sudáfrica, Marruecos, Egipto, Mercosur y del resto de países que no pertenecen a la UE. Además no cumplen las condiciones fitosanitarias que se exige a las nuestras, están producidas con mano de obra barata (con salarios de miseria) y su transporte es altamente contaminante.”

“Para proteger al agricultor español de la enorme cantidad de producto que nos llega de terceros países hay que regular la entrada. El agricultor está discriminado con los acuerdos comerciales. El verdadero problema es la sobreoferta de producto y la saturación del mercado. Para VOX la solución es sacar la parte agrícola de los acuerdos de libre comercio y la protección de los agricultores aplicando aranceles que equiparen los costes de producción de aquellos países con la UE.”

El bloque de izquierdas se manifiesta contra el Botànic

Pero sin duda alguna la participación más curiosa en la protesta es la de el bloque de izquierdas. PSPV, Podemos e incluso Compromís, formación a la que pertenece la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, se han unido a la manifestación sin dejar pasar la oportunidad de hacerse la foto.

El diputado autonómico del PSPV y portavoz de Agricultura, David Calvo, ha expresado su apoyo a una causa que considera “totalmente justa”, aunque ha señalado que “no es una crisis puntual, sino estructural, que viene de hace décadas”."Para diagnosticar cualquier enfermedad hay que indagar en su origen, y esto ya está en marcha a través del ministro de Agricultura, Luis Planas, que ha iniciado la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria", ha apuntado."En una economía de mercado no se pueden fijar los precios, pero se pueden aplicar medidas paliativas para intentar regularlos y evitar las prácticas injustas que merman los derechos de los agricultores", ha insistido.

El diputado de Compromís, Joan Baldoví, ha afirmado que “los verdaderos protagonistas hoy no deberíamos ser los políticos, sino los agricultores. La política debe tomar nota y escuchar, después de tantos años de abandono”. “En primer lugar hay que dar solución a los precios tan absolutamente ruinosos, hay que legislar para que el agricultor pueda vivir dignamente de la tierra, que al mismo tiempo es la mejor forma de combatir la despoblación”, ha apuntado Baldoví, quien además ha insistido en la necesidad de exigir más garantías a las exportaciones agrícolas.

En este mismo sentido, la diputada de Podem Beatriu Gascó ha señalado que “si queremos mantener vivos nuestros pueblos hemos de mantener al sector primario”."La solución la están dando los propios productores del sector primario desde hace ya casi 30 años y se llama soberanía alimentaria. No podemos tratar del mismo modo los alimentos que los electrodomésticos, los coches o la tecnología", ha concluido.