CaixaBank pide al juzgado que investigue si algún empleado de la EMT colaboró en el fraude

Un peritaje informático certifica que la directora de Gestión revisó la cuenta bancaria el mes que se cometió la estafa

El gerente de la Empresa Municipal de Transporte (EMT), Josep Enric García Alemany durante un Consejo de Administración
El gerente de la Empresa Municipal de Transporte (EMT), Josep Enric García Alemany durante un Consejo de Administración

CaixaBank ha solicitado al juzgado que investiga el fraude de la EMT que investigue si algún trabajador de la empresa pública colaboró en el desfalco de los cuatro millones de euros. La petición de la entidad bancaria se sustenta en los resultados de una auditoría que certifica que mientras se producía la estafa la directora de Gestión de la EMT, María Rayón, consultó la cuenta bancaria.

El informe, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, concluye que Rayón accedió a su cuenta los días 1,2,3,4,5,6,7,8,12,13,16,17,18 y 23 de septiembre y “casi todos los días visionó los movimientos de la cuenta bancaria". Añade por tanto que “necesariamente en todos los accesos se visionó los movimientos de la cuenta bancaria”. Es decir, en todos estos accesos aparecían las transferencias realizadas a China.

El peritaje informático indica que las conexiones se realizaron desde diferentes ordenadores. Concretamente, las que se hicieron hasta el día 13 se produjeron de madrugada y desde un dispositivo que estaba fuera de la oficina. No obstante, estas conexiones podría no haberlas realizado la jefa de Gestión, “sino alguna otra persona utilizando sus credenciales”.

El documento ratifica que en las fechas en las que se produjo el fraude “no había apoderados de la EMT” porque la jefa de Gestión, María Rayón estaba de baja maternal y el director gerente, García Alemany, estaba de vacaciones.

Caixabank insiste en la necesidad de abrir esta vía de investigación debido a que Rayón negó en su declaración judicial que hubiese consultado la cuenta bancaria a través de internet. Así mismo, la jefa de Administración, Celia Zafra, despedida tras salir a la luz el fraude, dijo en su declaración judicial que no vio que el saldo era de 24 millones hasta el 3 de septiembre. Sin embargo, el peritaje realizado confirma que hubo varios accesos a la cuenta con sus credenciales durante el mes de agosto que podrían haber efectuado otras trabajadores porque usaban las claves asignadas a Celia Zafra.

“Si las personas de Administración accedían a la cuenta de la EMT en Caixabank resulta evidente que había más personas que tenían conocimiento del ingreso de los 19 millones, resultando relevante averiguar quién accedió la cuenta con las credenciales de Celia Zafra durante el mes de agosto".

Por último, el peritaje hace hincapié en las contradicciones que se han puesto de manifiesto tras las declaraciones de la directora Financiera, Esmeralda Aparisi, que aseguró que ninguna otra persona sabía de la existencia del préstamo y las de la directora de Gestión, María Rayón, que afirmó que también estaban al corriente el gerente y su secretaria.