“Estoy de maravilla”. El joven de Borriana infectado por coronavirus pide calma

El castellonense viajo Milán la semana pasada para asistir a una despedida de soltero y permanecerá ingresado dos semanas en el hospital de Vila-real

Un paciente de Vilarreal, primer caso oficial de COVID-19 en la Comunidad Valenciana
La Consellleria de Sanidad confirmó este martes el primer caso de coronavirus en la Comunitat Valenciana, un hombre que había acudido al hospital La Plana (en la imagen) , en Vilarreal (Castellón), con síntomas compatibles con la enfermedadDomenech CastellóEFE

“Estoy de puta madre, y eso es lo que debéis decir a todo el mundo. Dad un mensaje de tranquilidad, que yo estoy muy bien". El joven hostelero de Borriana de 35 años de edad que la semana pasada viajó hasta Milán (Italia), zona cero del coronavirus en el país transalpino, para celebrar una despedida de soltero permanecerá ingresado durante los próximos 14 días en el hosptial de Vila-real (Castellón).

Sin embargo, su estado de salud no preocupa al equipo médico. “No os tenéis que preocupar de nada, está todo controlado. Es una gripe normal y corriente, pero controlada a causa de la pandemia que existe”, aseguraba el joven en un mensaje a sus más allegados minutos antes de ingresar en el centro hospitalario.

La Consellleria de Sanidad confirmó este martes el primer caso de coronavirus en la Comunitat Valenciana, un varón que había acudido al hospital La Plana, en Vila-real (Castellón), con síntomas compatibles con la enfermedad, que se convirtió además en el cuarto caso en España, donde este miércoles ya suman diez casos (seis en las Islas Canarias, el de Castellón, otro en Barcelona y dos en Madrid).

Con todo, desde el Gobierno central se hace un llamamiento a la calma, ya que pese a la situación, el país no ha declarado aún la alerta sanitaria.

Por otro lado, la prueba realizada al paciente en estudio del Hospital Doctor Peset de Valencia dio un resultado negativo, y se mantiene en estudio a tres pacientes en el Hospital General de Alicante.

Esta mañana el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, mantiene una reunión de coordinación de actuaciones ante el Covid-19 con las conselleras de Justicia, Gabriela Bravo, y Sanidad, Ana Barceló, y con el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer a fin de debatir las medidas a tomar en este asunto.

Por su parte, la delegada del Gobierno, Gloria Calero, preside también esta mañana junto al alcalde, Joan Ribó, la junta local de seguridad con motivo de las Fallas. Respecto al desarrollo de las Fallas 2020 y sobre la posibilidad de que se altere su programación, Puig señaló ayer que no cree que la situación actual de la Comunitat Valenciana respecto a la epidemia de coronavirus merezca “tomar ninguna decisión” en torno a la próxima celebración de las fiestas josefinas. No obstante, estas palabras tenían lugar antes de que se conociera el primer contagio en tierras valencianas.

El hasta ayer concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, por su parte, pedía “calma” y apelaba a la responsabilidad para evitar noticias falsas que, aunque son “muy suculentas y por eso son virales”, no hay que darles entidad.