LAS FALLAS OBLIGAN A FUSET A IRSE

Lo que no han conseguido el incumplimiento de las promesas electorales, ni la conciencia personal, ni la lógica estatutaria de cualquier partido político, lo han logrado las Fallas

El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki Zaragüeta
El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki ZaragüetaLa Razón

Lo que no han conseguido el incumplimiento de las promesas electorales, ni la conciencia personal, ni la lógica estatutaria de cualquier partido político, lo han logrado las Fallas. Aún así, los políticos de Compromís continúan parapetándose en autojustificaciones dispersas que a nadie convencen, a no ser que, como a ellos, les adorne una conciencia laxa. Porque, no nos engañemos, el edil se da a la fuga al ser inaguantable continuar con la representación festera en estas fechas josefinas.

Era la reflexión que hacía mi amigo Rogelio al conocer la decisión del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, (Compromís) de abandonar temporalmente las competencias al haber sido procesado «por homicidio imprudente en el caso de la muerte de un trabajador en los jardines de Viveros en 2017».

Aún así, mantiene el acta de concejal descaradamente si comparamos a lo que él y todos sus correligionarios de Compromís exigían al PP cuando gobernaba. Por bastante menos a Rita Barberá, que murió sin siquiera ser imputada y tras ser víctima de escraches a la puerta de su casa y en los mercados durante la campaña; Jorge Bellver, que fue absuelto, como absuelto fue Paco Camps en el tema de los trajes y otros, por citar algunos ejemplos.

Las promesas de transparencia que hicieron a los valencianos Compromís, PSPV y Podemos, las han echado por el desagüe. Ni Comisión de investigación por la responsabilidad política -si fuera ella, no estaría tranquilo- de Mónica Oltra, ni la de los Puig por las ayudas recibidas de diferentes instituciones. Temas, por cierto, que según mi amigo Rogelio, darán aún mucho que hablar. Al tiempo. Así es la vida.