Acceden por primera vez al microbioma del útero humano durante la gestación

Se trata de un hito histórico en la salud reproductiva de la mujer. Abre el camino a una mayor tasa de embarazos y a un menor número de abortos

Hasta hace poco, se pensaba que el útero era una cavidad estéril donde las bacterias no habían llegado
Hasta hace poco, se pensaba que el útero era una cavidad estéril donde las bacterias no habían llegado

Investigadores valencianos han conseguido por primera vez acceder al conocimiento del microbioma endomerial humano al comienzo de la gestación, algo que podría ser el punto de partida para conocer la interacción entre los microbios y el inicio de la vida humana.

El resultado de la investigación realizada por la Universitat de València, en colaboración con la Fundación Igenomix y el Incliva y publicada en la revista American Journal of Obstetrics & Gynecology (ELSEVIER), muestra un útero dominado por Lactobacillus y aporta el primer perfil microbiano de una mujer embarazada.

Además de permitir conocer algo más sobre el inicio de la vida, este trabajo supone el punto de partida de futuros estudios que tratarán de determinar cómo debe prepararse la flora endometrial para conseguir el éxito reproductivo, según han señalado los investigadores.

Según apuntan, el trabajo describe un “hito histórico en la salud reproductiva de la mujer como es el acceso, por primera vez, al microbioma endometrial, al comienzo de la gestación, cuya evolución dio lugar al nacimiento de un bebé sano”.

Este podría ser el punto de partida para conocer la interacción entre los microbios y el inicio de la vida humana”, han coincidido en señalar el director del proyecto, Carlos Simón– catedrático de Pediatría, Obstetricia y Ginecología de la Universitat de València–, e Inmaculada Moreno, investigadora en Fundación Igenomix y primera firmante del artículo.

Aunque los microbios siempre se han asociado a enfermedades infecciosas, el ser humano vive rodeado también de bacterias beneficiosas, llamadas comensales, que forman parte de su organismo y contribuyen a realizar sus funciones vitales.

En el cuerpo de una persona hay diez veces más microorganismos que células propias y, hasta hace poco, se pensaba que el útero era una cavidad estéril donde las bacterias no habían llegado, ya que tenía que albergar al feto durante el embarazo.

Según Inmaculada Moreno, el perfil microbiano del endometrio (la capa mucosa que recubre la cavidad uterina) ha sido descrito recientemente. “Sabemos que el endometrio está poblado por dos tipos de perfiles microbianos: el ‘dominado por Lactobacillus (LD)’ y el ‘no dominado por Lactobacillus (NLD)’ porque existen otras bacterias patógenas".

Este último se asocia a una menor tasa de embarazo y a una mayor tasa de abortos, explica la investigadora, que añade que, sin embargo, "desconocíamos la relevancia de esta flora endometrial durante el embarazo, puesto que este tipo de estudios siempre se habían llevado a cabo en periodos previos a la gestación”.“Un hallazgo casual hizo que tuviésemos acceso al estudio de su microbioma endometrial cuando la paciente estaba embarazada de cuatro semanas. Ahí fue cuando casualmente obtuvimos el primer perfil microbiano de una embarazada cuyo proceso de gestación llegó a término”, comenta Carlos Simón, a la cabeza también del consejo asesor científico de la Fundación Igenomix.