Dos años de cárcel por un intento de atraco con una pistola simulada

Abordó a una joven por detrás y le puso el arma en la cabeza

El condenado sacó una pistola que portaba, de apariencia real, y se la puso en la cabeza diciéndole que le entregase el teléfono
El condenado sacó una pistola que portaba, de apariencia real, y se la puso en la cabeza diciéndole que le entregase el teléfono

Un hombre con antecedentes por delitos de robo violento ha sido condenado por la Audiencia de Alicante a dos años y nueve meses de prisión por un intento de atraco con violencia e intimidación perpetrado con la ayuda de una pistola simulada en la capital alicantina, según la sentencia.

El suceso ocurrió durante la madrugada del 23 de agosto de 2018, en la calle Doctor Ángel Tello Ortiz, cuando el procesado abordó por detrás a una joven, que entonces tenía 24 años, que se dirigía a casa de su novio, al finalizar su jornada laboral. En ese momento, el acusado agarró de los brazos a la chica y trató de arrebatarle el bolso para sustraerle su teléfono móvil. Ante la resistencia de la muchacha, el condenado sacó una pistola que portaba, de apariencia real, y se la puso en la cabeza diciéndole que le entregase el teléfono, hasta que acabó desistiendo del robo ante los gritos de la víctima y de una vecina que estaba en un balcón próximo.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Alicante que enjuició los hechos en marzo pasado condenó al acusado a dos años y nueve meses de cárcel por un delito de robo con violencia e intimidación con uso de arma en grado de tentativa, tras valorar la agravante de reincidencia y la atenuante de drogadicción.

Asimismo, le impuso otra pena de nueve meses de prisión por un delito leve de lesiones.E l acusado recurrió en apelación al considerar que se había vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva, puesto que no se había citado a declarar en el juicio a uno de los peritos que valoró los daños sufridos por la víctima, entre otros motivos.

No obstante, la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia de Alicante solo estima parcialmente ese recurso y confirma la pena de dos años y nueve meses de prisión, además de la indemnización prevista en la resolución judicial de primera instancia.

Así, el condenado tendrá que resarcir a la víctima del intento de robo con el pago de 3.000 euros por los daños físicos y morales ocasionados.

El tribunal estima, entre otros puntos, que no se produjo la declaración del perito a la que alude el recurso porque no se solicitó en tiempo y forma, y ratifica que la valoración de la prueba fue correcta. Subraya, igualmente, que se tuvo en cuenta la grabación de una cámara de seguridad que registró los hechos, además del relato de un testigo y de uno de los agentes de Policía que halló el arma simulada en el domicilio del acusado.