Mónica Oltra: “Plácido Domingo no es un ejemplo a seguir por muy bien que cante ópera”

La vicepresidenta de la Generalitat valenciana apuesta por no poner nombres de personas a edificios e instituciones hasta que hayan muerto

Oltra cree que la Comunidad Valenciana pueda engrasar el diálogo con Cataluña
La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra (Compromís)Juan Carlos HidalgoEFE

La vicepresidenta del Gobierno valenciano y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha afirmado que la “calidad profesional debe ir también ligada a la ejemplaridad humana” y a su juicio Plácido Domingo “no es un ejemplo a seguir para nadie, por muy bien que cante ópera”.

Oltra ha hecho estas manifestaciones este jueves a los periodistas al ser preguntada por la relación del tenor con el Palau de Les Arts de Valencia, cuyo Centro de Perfeccionamiento lleva el nombre del cantante, y ha defendido que los centros e instituciones públicos tienen que llevar el nombre de una persona “ejemplar”.

“La calidad profesional debe ir también ligada a la ejemplaridad humana y en este caso no se dan estas circunstancias que ahora mismo se han confirmado”, ha señalado la vicepresidenta del Consell, después de que el tenor haya reconocido públicamente su responsabilidad y pidiera perdón a las mujeres que le habían acusado de acoso sexual y abuso de poder.

La comisión ejecutiva del patronato del Palau de Les Arts mantiene en estos momentos una reunión en la que abordará la relación de esta institución con el tenor, y si se mantiene su nombre en el Centro de Perfeccionamiento del coliseo.

Al respecto, Oltra ha señalado que es de esperar que el patronato siga la misma línea que el Teatro de loa Zarzuela y el Teatro Real y se cancelen las actuaciones previstas del tenor en el Palau de Les Arts.

En relación con el posible cambio del nombre del Centro de Perfeccionamiento, ha indicado que debe ser el de una persona “ejemplar” y “cuando se ha de bautizar con el nombre de una persona cualquier edificio, escuela o institución lo mejor es esperar un tiempo”.Oltra ha opinado que “no es bueno poner nombres de personas en vida” a ningún edificio o institución pública, y hay que esperar un tiempo prudencial, que en algunos países que tienen regulado este aspecto es de hasta cinco años. “Creo que es una buena práctica porque te da también la perspectiva de saber qué personas tienen la ejemplaridad profesional y humana para poder prestar su nombre a una institución”, ha precisado.

Asimismo, como consellera de Igualdad y de Políticas Inclusivas, ha pedido además que “no solo se piense en masculino” y se dé “visibilidad” a la genialidad y al “talento femenino que durante años en la historia ha estado invisibilizado”.