Un apagón impide al edil Fuset aclarar el fraccionamiento de contratos

La Ciudad de la Justicia se queda sin luz media hora y el sistema informático no se ha recuperado tras el apagón

El concejal Pere Fuset declara en la Ciudad de la Justicia
El concejal de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia Pere Fuset a su llegada a la Ciudad de la Justicia de València para declarar como investigado por un supuesto fraccionamiento de contratos municipales.BIEL ALIÑOEFE

El concejal del Ayuntamiento de Valencia, Pere Fuset, ha llegado esta mañana a las diez, como estaba previsto para prestar declaración ante el Juzgado de Instrucción número dos que le imputa un delito de prevaricación por fraccionamiento de contratos, sin embargo, no ha podido hacerlo ya que un apagón eléctrico ha dejado todos los ordenadores fuera de juego. Según fuentes de la Conselleria de Justicia, el fallo se ha debido a un corte de fluido eléctrico imputable a Iberdrola, que ha durado 35 minutos. Pero una vez ha vuelto la luz, los ordenadores no han vuelto a funcionar como es debido, por lo que después de una hora de espera, la juez de instrucción ha decidido suspender la declaración. Esta es la tercera vez que Fuset intenta aclarar el fraccionamiento de contratos del que se le acusa, pero no ha podido. En la primera ocasión, no estaba presente el fiscal (aunque el juez sí que le tomó declaración), en la segunda ocasión, la declaración se suspendió porque no estaban precisadas las denuncias. Y esta mañana se ha producido el tercer aplazamiento.

En esta causa, la segunda en la está imputado Fuset a quien también se le acusa del fallecimiento de un operario que montaba unas gradas en los Viveros, el juzgado investiga los contratos menores y por concurso público adjudicados entre enero de 2016 y mayo de 2018 por el Servicio de Cultura Festiva, que dirigía Fuset. La juez reclamó al Ayuntamiento todos los informes en los que se hubiera realizado alguna observación relativa al supuesto fraccionamiento de contratos o exceso del límite de contratos menores en ese mismo periodo.

Esta investigación tiene su origen en una denuncia interpuesta por el asesor del PP local, Luis Salom, en la que apuntaba que el montante total de los contratos presuntamente fraccionados ascendía a 218.061 euros.