La “víctima 1” del coronavirus en España cuestiona los protocolos

El hombre, que «no era joven», falleció el pasado 13 de febrero en Valencia por una «neumonía grave» tras regresar de Nepal. Dio positivo post mortem. Sanidad trata ahora de localizar a sus allegados y a los sanitarios que le atendieron

Los expertos llevaban días advirtiendo que era cuestión de tiempo. La Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana confirmó ayer bien entrada la tarde en una rueda de Prensa convocada de urgencia la primera muerte por coronavirus en territorio nacional. Se trata de un hombre que falleció el pasado 13 de febrero en el Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, donde había permanecido ingresado durante los días anteriores a causa de una neumonía grave.

La recomendación que lanzó el Ministerio de Sanidad el pasado jueves de analizar posibles casos en personas fallecidas por causas desconocidas ha permitido detectar este caso 20 días después del deceso y justo una semana después de que se confirmase oficialmente el primer contagio de coronavirus en la región. El resultado se ratificó por medio de un segundo análisis post mortem, el procedimiento recomendado por las autoridades sanitarias.

Según informó Ana Barceló, consellera de Sanidad, la víctima, que había regresado recientemente de un viaje a Nepal, «no es una persona joven», aunque no quiso detallar ni la edad ni otros detalles personales. Barceló también aseguró que tanto el Ejecutivo regional como las autoridades estatales se encuentran valorando la situación. «La causa de la muerte fue una neumonía grave con origen desconocido», concretó.

Además de este caso, Barceló anunció también que ayer se detectó otro nuevo positivo por el virus chino en la Comunidad Valenciana. Es el de una mujer que fue diagnosticada en el Hospital de Manises. Con este ya son 19 los positivos (uno de ellos se trata del fallecido) por Covid-19 en la autonomía, siendo así la segunda más afectada después de Madrid.

Por ello, la alarma por la posibilidad de que existan otros contagios relacionados con la víctima, y que estos a su vez hayan pasado el virus a terceras personas, se ha disparado. La Conselleria de Sanidad ya se ha puesto manos a la obra y ayer informó de que ya han iniciado el procedimiento indicado para localizar a todos aquellos que habían podido tener contagio con el fallecido desde su llegada de Nepal. Esto incluye tanto a sus familiares y amigos como al personal sanitario que lo atendió durante su estancia en el Hospital Arnau de Vilanova. Por tanto, aún se desconoce la dimensión que puede alcanzar y si va a sumar más enfermos a la lista de contagiados.

Aunque la situación en España sigue estando en la primera fase del protocolo establecido por el Ministerio de Sanidad (contención), las autoridades sanitarias instaron el pasado jueves a investigar a todos los pacientes ingresados en hospitales con afecciones respiratorias graves de origen desconocido. A ellos se le ha estado practicando la prueba de coronavirus estos últimos días. Según Barceló, la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana dio un paso más allá e indagó también en las causas de la muerte de los ya fallecidos.

Evitar la mitigación

Con más de 160 infectados (56 de ellos en la Comunidad de Madrid) y un balance total que no deja de crecer, los esfuerzos en España se centran ahora en tratar de contener la propagación del coronavirus. Por ello, las autoridades sanitarias insistieron en que no es necesario elevar la alarma y pasar a la fase dos (mitigación) del protocolo dictado por el Ministerio de Sanidad. Esto conllevaría graves consecuencias económicas por unas medidas, entre ellas el cierre de colegios, «que no son procedentes ni efectivas», tal y como explicó ante los medios el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Además, recalcó que las autoridades sanitarias tienen claro el origen de la mayoría de los contagios.

Este recordó también que a pesar de que son zonas especialmente sensibles por desconocer la procedencia de algunos de los contagios localizados allí, ni Torrejón de Ardoz ni Vitoria están consideradas como zonas de riesgo. «Con lo que se está haciendo hasta el momento es suficiente, no hace falta tomar ninguna medida adicional. Todavía nos encontramos en la fase de contención», añadió.

A su vez, no escondió que se encuentran estudiando casos de «transmisión esporádica», pero celebró el hecho de que en las últimas horas «se han producido avances en la tarea de determinar su origen». También se conoció ayer que no se realizarán autopsias a eventuales fallecidos por coronavirus.