El PP reclama a Ribó un plan de apoyo al sector turístico tras perder las campañas de Fallas y Pascua

Aplazadas "sine die" las Fallas 2020
Un turista fotografía uno de los monumentos falleros que se comenzaron a plantar antes de que se decretara la suspensión "sine die" de las FallasKai FörsterlingEFE

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valencia ha propuesto este lunes activar cuanto antes un plan turístico con medidas de apoyo al sector que ya ha perdido dos de las campañas más importantes del año, las Fallas y la Semana Santa, con la incertidumbre del verano. Por ello, los populares piden la convocatoria de la comisión municipal donde se abordan los temas de materia turística, en este caso la de Hacienda.

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha señalado que “es uno de los sectores más importantes de nuestra ciudad y lleva ya parado desde que se decreto el Estado de Alarma en España. Ahora, no solo ha perdido la campaña de Fallas, sino que ya se da por perdida la Semana Santa y Pascua. Por ello, desde el Ayuntamiento debemos activar ya un plan específico que tenga como principal objetivo el mantenimiento de los cientos de empleos que dependen de este sector, y que nos deje en la mejor posición cuando se active la campaña de verano”.

Según fuentes populares, al igual que el PP propuso, y así lo aprobaron todos los grupos, hace dos semanas, el diseñar ya una campaña de impulso del turismo cuando finalice la crisis sanitaria, también deben buscarse ya otras medidas y dotar de una partida de ayudas vinculadas al mantenimiento de los empleos. “Esta campaña, en la que ya debería estar trabajando el Ayuntamiento de Valencia es muy importante para “poder estar los mejor preparados para cuando se acabe el confinamiento de la población y pueda reactivarse la actividad no solo en España sino en todo el mundo”.

El PP ya propuso la semana pasada, y fue descartado por el Gobierno de Joan Ribó, una rebaja del IBI para todos los locales comerciales y de hostelería de la ciudad al igual que paralizar los impuestos y tasas municipales previstas para 2020 que tenía especial incidencia de incrementos en los sectores comerciales y turísticos de la ciudad. “Estas medidas hubieran ayudado económicamente al sector al igual que la petición de suspender la tasa de terrazas por ocupación de la vía pública”.