Condenada a seis meses por desobediencia al colarse en un supermercado cerrado

Ya tenía una condena previa por un delito de resistencia

La condenada hizo caso omiso de las indicaciones de la Policía NacionalJuan Carlos CárdenasEFE

El Juzgado de Instrucción número 3 de Gandía ha condenado a seis meses de prisión por un delito de desobediencia a agentes de autoridad con la agravante de reincidencia a una mujer que no hizo caso a las indicaciones de la Policía e intentó entrar en un supermercado del municipio, que estaba fuera de su horario de apertura.

La sentencia, fechada el pasado 29 de marzo, fue dictada después de que la condenada reconociera los hechos y las partes alcanzaran una conformidad. Sobre la mujer pesaba ya una sentencia firme del Juzgado de lo Penal número 1 de Gandía de septiembre de 2017 que la condenaba a cuatro meses de prisión como autora de un delito de resistencia.

Los hechos sucedieron cuando la mujer intentó entrar al establecimiento, situado en la avenida del Raval, fuera de las horas de apertura. Cuando los agentes de la Policía Nacional que se entrevistaron con ella le indicaron que debía mantener la distancia de seguridad, la condenada no hizo caso, y contestó que “quería entrar en el establecimiento sí o sí”. Además, se negó a irse a su domicilio, como le indicaron los agentes, a los que contestó con malas palabras.

Cuando el encargado del supermercado bajó la persiana, la penada aprovechó para introducirse detrás de la misma, sin hacer caso a los requerimientos de los agentes e incumpliendo el Real Decreto del Estado de Alarma.