Coronavirus

Catalá propone rebajas fiscales de 72 millones y aumentar las ayudas al sector económico

El PP elabora un Plan Fenix tras escuchar a todos los sectores de la ciudad de Valencia afectados por la crisis sanitaria

Catalá durante su encuentro con los medios de comunicación
Catalá durante su encuentro con los medios de comunicaciónLa Razón

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valencia ha presentado este martes un plan de medidas fiscales con más de una decena de propuestas para impulsar y reactivar la economía paralizada en la ciudad por la crisis sanitaria del covid-19. Este plan denominado Plan Fenix debería ponerlo en marcha ya el Ayuntamiento de Valencia y beneficia de manera directa a las familias, pero fundamentalmente al sector económico de la ciudad y el que genera empleo.

La propuesta popular, que ha sido remitida al gobierno municipal, prevé una rebaja fiscal de 72 millones de euros que beneficia a todas las familias y especialmente para autónomos, empresas, comercios y hostelería (cafeterías, bares, restaurantes y hoteles). “Son medidas que puede poner en marcha el Ayuntamiento y que deberán realizarse cuanto antes para que puedan tramitarse ya que los plazos de las modificaciones de impuesto y tasas son largos”, ha señalado Catalá. El PP ha elaborado un plan fiscal realizado después de hablar con todos los sectores en la ciudad de Valencia afectados por la crisis sanitaria y que tendrá graves consecuencias económicas.

La portavoz del Grupo Municipal Popular ha afirmado que “este no es momento de subir impuestos, sino de buscar medidas y bonificaciones que mitiguen la crisis económica que ya estamos viviendo por el covid-19”.

Por todo ello, la portavoz del PP ha pedido “la urgencia en la puesta en marcha de estas medidas así como las aprobadas ya para que los afectados por la crisis puedan comenzar cuanto antes a beneficiarse de las mismas. Si llega tarde su puesta en marcha se perderá el efecto positivo que tiene como objetivo mantener los puestos de trabajo en los comercios, empresas y hosteleros”.

Medidas fiscales y ayudas plan Fenix

Una de las primeras propuestas es “anular o revocar los incrementos de los impuestos y tasas para este año 2020, aprobados forma definitiva en el pleno de diciembre de 2019, y que entraron en vigor en enero del presente año”. Desde enero, una familia de 4 miembros paga, de media, 152 euros más que en 2019 y con esta medida las familias, comercios y empresas tendrían 30 millones en su bolsillos.

Aplazar hasta finales de año el pago del IBI para aquellos inmuebles dedicados a la actividad económica. Al resto de ciudadanos hasta finales del mes de julio. Pedimos que el Gobierno anule los recibos pasado ya al cobro y volver a sacarlos con la nueva fecha de pago.

Todos aquellos inmuebles destinados a uso comercial o de negocios afectados por las crisis aplazarles el pago del IBI hasta finales de año.

Bonificar en un 50 por ciento de la cuota del IBI para aquellos inmuebles destinados a la actividad económica (establecimientos comerciales, de hostelería, ocio, oficinas y espectáculos) que garanticen el mantenimiento de empleo”. Los comercios beneficiados serían 33.588, un total de 7.396 oficinas, 480 de ocio/hostelería y 83 negocios de espectáculos. Supone 26 millones de euros para los beneficiarios. En la ciudad hay más de 55.000 autónomos.

Reducir al mínimo permitido por la ley el coeficiente para calcular la tasa de circulación de vehículos comerciales. Son medidas de ayudas a taxistas y el sector del transporte que han reducido su volumen de trabajo por la crisis. Por ello se pide adoptar las medidas necesarias para reducir el coeficiente aplicable a la cuota de la tarifa del Impuesto de Vehículos de tracción mecánica, al mínimo establecido en la ley de haciendas locales, para aquellos vehículos que estén vinculados a alguna actividad económica. Esta medida beneficia a 57.691 vehículos en su mayoría autónomos. Supone ayudas por 3,2 millones de euros.

Bonificación del 25 por ciento del IAE a las empresas afectadas por el cierre de la actividad al no ser empresas se servicios esenciales. Supone un ahorro para las empresas de más de 6,5 millones de euros y beneficiaría a más de 7.000 empresas, que son las que más empleo generan pues facturan más de un millón de euros. Además, si se paraliza la subida de impuestos y tasas municipales, también se ahorrarían las empresas 3,1 millones de euros que supone este incremento. Bonificaciones en el ICIO proporcional al tiempo que ha estada parada la construcción. Se bonificaría con este porcentaje a las empresas que después del Estado de Alarma decidan pedir licencias para emprender la actividad. De esta manera, esta medida esta vinculada directamente al mantenimiento de los empleos.

Paralizar la tasa de terrazas de mesas y sillas. Los beneficiarios son 3.470 negocios de hostelería, bares, cafeterías y restaurantes. Y por ella ahorrarán 2,5 millones de euros.

Adoptar las medidas necesarias para exonerar del pago de la tasa municipal a los puestos de los mercados municipales durante la vigencia del Estado de Alarma, así como otorgar una ayuda a las asociaciones de vendedores de gestión indirecta. Pedir al Gobierno de España la suspensión de las cuotas de autónomos. Suspender la cuota que los autónomos pagan a la Seguridad Social mientras tanto si cierran como si mantienen la actividad, dure el Estado de Alarma, con independencia de cuál sea el porcentaje de caída de ingresos siempre que se mantenga la misma plantilla. Reajustar el canon a aquellas concesionarias del Ayuntamiento, como cafeterías de centros de mayores, que hayan tenido que cerrar por el RD o se hayan visto gravemente afectadas.