Las matronas se rebelan contra la consellera valenciana: “Las embarazadas deben estar acompañadas en el parto”

Critican que la restricción se ha tomado sin seguir criterios científicos y sin tener en cuenta los daños que produce en la madre y el bebé

Apoyo al personal sanitario
Los profesionales piden a la Conselleria que rectifique el protocolo y que permita que haya un acompañante en el paritorioNACHO GALLEGOEFE

La Conselleria de Sanidad ha emitido un protocolo para todos los hospitales públicos valencianos en el que prohíbe que la mujer embarazada pueda estar acompañada en el momento del parto.

Esta instrucción se ha encontrado con la oposición de las matronas que lamentan que además de no pedirles opinión, se ha obviado la evidencia científica que avala los importantes beneficios que tiene tanto para la madre como para el hijo que esté acompañada durante el parto. “Esta decisión tiene repercusiones a corto, medio y largo plazo sobre la salud materna y del recién nacido” ya que “el estado de la madre influye directamente en el proceso de amamantamiento del neonato y los beneficios que este tiene”.

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (Cecova) y la Asociación Española de Matronas han remitido sendas cartas a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en las que le exigen que anule el citado protocolo para “no empeorar ni agravar la salud materno- fetal" de las gestantes"sometiéndolas a no estar acompañadas de su pareja si así lo desean”.

La vicepresidenta de esta entidad, Maribel Castelló, firmante de la carta, critica que no se ha tenido en cuenta el estrés ni la angustia que puede generar a las embarazadas enfrentarse al parto sin compañía. En el escrito dirigido a la consellera Barceló lamenta que “no se haya molestado en generar un grupo de expertos de algunas de las especialidades, como la nuestra, para abordar esta situación en este grupo tan vulnerable”.

La Asociación de Matronas de España exige que revoque de inmediato un protocolo emitido “bajo el libre albedrío de no se sabe quién" porque “nadie firma ni sella la orden sin poner en valor los pros y los contras".

Barceló ha justificado esta decisión diciendo que el hecho de que haya un acompañante puede suponer “una situación de riesgo de contagio para la madre, para el recién nacido, para la pareja o para el propio personal que desarrolla su labor asistencial”. Sin embargo, la Asociación de Matronas insiste en que lo único que hace es alterar “injustificadamente lo que está funcionando bien basándose en medias verdades” porque recuerdan que tomando las medidas higiénicas de prevención indicadas es bastante improbable el contagio.

Apuntan además a que esta crisis sanitaria ha hecho necesario implementar medidas excepcionales de prevención y estas “ya han sido protocolizadas por los propios profesionales", pero al parecer “la Conselleria lo desconoce”.

Las embarazadas, las grandes olvidadas

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana también expone a la Conselleria el olvido al que se ha sometido durante las últimas semanas a las embarazadas. “Se les está dejando de lado y no hay nadie que haya dictado nada respecto a esta población tan vulnerable en nuestra Comunidad", salvo el polémico protocolo.

Remarca que han sido los propios profesionales los que se han hecho cargo de esta situación y han elaborado documentos informativos para los compañeros del servicio y para las gestantes", siguiendo siempre las indicaciones de la OMS y del Ministerio de Sanidad. Por ello, “las matronas y matronos están realmente preocupados por las medidas tan dispares que se dan en los diferentes hospitales” y pregunta a la consellera si son conscientes de la “angustia y la ansiedad” que las gestantes están sufriendo por esta situación y “ahora se añade la incertidumbre de no saber si podrán estar acompañadas de sus parejas”.

Le preguntan también a Barceló si conoce el daño “psicoemocional que eso conlleva de cara a un proceso de embarazo, parto y puerperio” y las consecuencias que puede tener y señala, entre otros, partos pretérmino, depresión posparto o fracaso en la lactancia materna.

Añaden también que para preservar la seguridad y minimizar el riesgo de esta pandemia, la Conselleria tiene la obligación de proveer de los recursos materiales necesarios.