La misa de Jueves Santo se celebra a puerta cerrada en la Catedral de Valencia

La Eucaristía, oficiada por el cardenal Antonio Cañizares, podrá seguirse por la página web de La Razón

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, presidirá mañana, Jueves Santo, a las 19 horas en la Catedral, la Misa de la Cena del Señor, durante la cual permanecerá en el altar el Santo Cáliz en memoria de la institución de la Eucaristía.

El Santo Cáliz sólo sale de su capilla dos veces al año, en su fiesta anual -el último jueves de octubre- y para el Oficio del Jueves Santo, con el que comienza el Triduo Pascual, han recordado desde el Cabildo Metropolitano.

La Misa de la Cena del Señor, que será concelebrada en la Seo por el Cabildo Metropolitano, será retransmitida en directo por La Ocho TV, por el canal Youtube de la Seo y por la página web del periódico La Razón.

Según el decreto con las normas sobre las celebraciones en Semana Santa en la diócesis ante la crisis sanitaria, “los sacerdotes pueden, este año, celebrar privadamente la Misa de la Cena del Señor, en la que se omite el lavatorio de los pies”.

Las campanas, tal y como indica el Misal, “se harán sonar en el momento del Gloria”, rito que este año “adquiere un carácter más significativo, como indicación a los fieles de la celebración que se está teniendo en la parroquia y permite que ellos puedan unirse espiritualmente”, explica el Arzobispo en el decreto.

Después de la comunión “se reservará el Santísimo en el Sagrario”, en un rito que se desarrollará “como en las celebraciones habituales, es decir, sin solemnidad alguna, ni procesión, ni incienso, ni velo humeral, y tampoco se prepara el lugar de la reserva que denominamos Monumento”.

La Misa de la Cena del Señor terminará “con la oración después de la comunión y finalizada ésta, el sacerdote se retirará a la sacristía omitiendo la bendición”.

Por todo ello, según establece el decreto, en la Catedral no se celebrará la procesión de entrada del Jueves Santo ni la solemne procesión con el Santísimo hasta la capilla de San Pedro, para su adoración en el “Monumento”.