Los hoteles valencianos se preparan para permanecer cerrados hasta marzo de 2021

El sector pide al Gobierno un plan de protección como el que se ha aplicado en otros ámbitos

Los hoteles de la Comunitat Valenciana estudian permanecer cerrados hasta febrero o marzo de 2021, momento en el cual estarán en disposición de preparar la campaña de Semana Santa del año que viene. El sector prevé que en el momento en que acabe el confinamiento, la ocupación no superará en ningún caso el 30 o 40 por ciento, una situación que generaría pérdidas. En vista de ese escenario, la mejor opción es acogerse a ERTE y reabrir dentro de un año aproximadamente, confiando en que la pandemia esté ya controlada entonces.

“Nos estamos preparando para un periodo de hibernación de doce meses”, señala Nuria Montes, la secretaria general de Hosbec, la patronal hotelera de la Comunitat Valenciana. Montes asegura que “aunque hay muchos empresarios que no quieren escuchar la realidad”, cada día que pasa tiene más claro que el sector no puede convivir con este virus. “La solución a esta situación solo la tiene la ciencia”.

Por ello, y dado que lo más probable es que la vacuna contra el covid-19 no llegue próximamente, el sector hotelero de la Comunitat Valenciana se prepara para estar cerrado todo un año. “Quien pensaba que eran quince días o un mes, y luego vuelta a la normalidad, estaba muy equivocado”, lamenta Montes.

Ante este escenario, Hosbec hará público hoy un documento en el que plantea un plan especial de protección para el sector turístico de doce meses, como el que se ha aplicado en otros sectores, para que las empresas puedan estar protegidas durante este periodo tan largo."Va a ser un desierto, es una situación absolutamente inédita, y lo que tenemos que intentar es, al menos, llegar vivos al final del túnel, que no se caigan las empresas por el camino".

Montes señala que el Gobierno se tiene que implicar “muchísimo” con el sector turístico: “No podemos dejar que caiga en manos de fondos de inversión europeos, se han hecho plantes de protección en otros sectores con menos impacto sobre el empleo, y precisamente el turismo, que no se puede deslocalizar, tiene que estar protegido”.

Las medidas van dirigidas sobre todo el Gobierno central, aunque la patronal deja claro que esto es cosa de todos, también de la administración autonómica y de la local. “A todos les pedimos ayuda”, señala Montes, quien añade que el documento se enviará al resto de patronales hoteleras de España por si se quisieran adherir. “Proteger a España es protegernos a todos”, puntualiza.

La patronal hotelera valenciana ha previsto también “ciertos criterios de operabilidad” de cara al momento en el que se empiecen a levantar las restricciones de movimiento. “Estamos viendo en qué condiciones podrían trabajar algunos hoteles, pero de una manera tremendamente restrictiva”.