El Gobierno prohíbe a Alicante la salida de la Santa Faz

El Ayuntamiento pretendía sacar la reliquía el día 23 para que bendijera la ciudad

Miles de alicantinos recorren cada año casi 8 kilómetros entre Alicante y el monasterio de Santa Faz

La Subdelegación del Gobierno ha comunicado al Ayuntamiento de Alicante que no es posible atender a la petición de la salida extraordinaria de la Santa Faz para bendecir la ciudad el próximo jueves, al considerar que este acto no se halla amparado en la normativa vigente sobre el estado de alarma por la crisis del Covid-19.

En la respuesta dirigida al alcalde de Alicante, Luis Barcala, la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador, alude, entre otras argumentaciones, al artículo 7.1 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, que limita la movilidad a varios supuestos.

La Subdelegación del Gobierno considera que el acto solicitado para la salida extraordinaria de la reliquia de la Santa Faz del monasterio para bendecir desde el Castillo de Santa Bárbara la ciudad el próximo día 23 con motivo de la pandemia de coronavirus no está amparado en el articulo 7 del decreto de estado de alarma.

Tras tener conocimiento de la respuesta de la subdelegada del Gobierno, el alcalde ha manifestado que “sentimos que el Gobierno de España no haya tenido en cuenta esta sensibilidad hacia muchos miles de los alicantinos a los que esta bendición de la Santa Faz desde el Castillo supone una ilusión, esperanza y una motivación más en estos momentos tan duros que estamos viviendo todos”.

Barcala ha señalado que, en anteriores ocasiones, la Santa Faz ha sido trasladada con motivo de otras crisis sanitarias, como lo fueron la peste negra de 1648 y el cólera de los años 1804, 1854, 1865, 1870 y 1885."La Santa Faz es una devoción y un sentimiento arraigado en lo más hondo de los alicantinos y cuesta entender que una comitiva reducida a la mínima expresión, con solo tres personas y a la distancia que establece el protocolo sanitario, pudiera ser motivo para que el Gobierno impida la celebración de una tradición con cinco siglos en Alicante", ha indicado.

“Esperamos que se reflexione sobre la decisión tomada y se escuchen los argumentos expuestos por el Cabildo, que respaldamos”, ha añadido Barcala. El Cabildo de la Santa Iglesia Concatedral de San Nicolás y el Ayuntamiento de Alicante habían acordado la pasada semana la celebración de este acto de bendición de la ciudad el próximo 23 de abril, día en el que debería desarrollarse la tradicional romería de Santa Faz, ahora suspendida con motivo de la crisis del coronavirus.