Los tres hospitales de campaña de la Comunitat empezarán a funcionar esta semana

Suponen un aumento de camas del 28 por ciento y estarán montados “como mínimo” hasta diciembre

Los tres hospitales de campaña construidos durante el último mes por la Generalitat valenciana suponen un incremento de 798 camas disponibles para el sistema valenciano, lo cual representa un incremento del 28 por ciento y del 9 por ciento de la capacidad de atención hospitalaria. Así lo ha explicado esta mañana la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, quien ha ofrecido una rueda de prensa junto a la titular de Sanidad, Ana Barceló, tras visitar el hospital de campaña construido junto a La Fe de Valencia.

Estos centros, construidos con estructuras modulares, se irán poniendo en marcha de manera progresiva a partir de esta próxima semana, cuando se irán trasladando ya a los primeros pacientes. Estos centros, que están situados junto a los hospitales de referencia de cada provincia, están destinados, según ha explicado Barceló, a pacientes contagiados por coronavirus previamente ingresados en otros hospitales, que presenten un estado leve o moderado y cuya evolución haya sido favorable en los últimos ocho días.

La consellera de Sanidad ha señalado que estos hospitales van a cumplir cuatro misiones: evitar la saturación de pacientes agudos, servir de estancia temporal a pacientes con covid-19 leves o moderados que no puedan realizar el confinamiento en su domicilio, apoyar a los hospitales agudos durante la pandemia y a cualquier paciente durante la post-pandemia. Los pacientes serán atendidos por personal médico y de enfermería en función del nivel de dependencia que presenten.

Estos centros se irán poniendo en marcha de manera gradual debido a que no existe una gran presión asistencial que urja a empezar a trasladar pacientes, han indicado ambas conselleras.

Barceló ha indicado que “nos quedan dos fases muy importantes: la primera, inicierta, es qué va a ocurrir con la vuelta al trabajo de muchas empresas, y la segunda, el desescalamiento”. Ha añadido que “si fue importante la primera fase”, también lo será la de vuelta a la normalidad progresiva, porque “no sabemos cuál va a ser el comportamiento del virus. Necesitamos tener todo preparado y previsto”.

La permanencia de estas estructuras modulares justo al lado de los hospitales de referencia de las tres provincias, dependerá de la evolución de la pandemia, aunque Barceló ha señalado que “como mínimo” estarán hasta diciembre.

“No ha habido retraso”

El pasado 19 de marzo el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunciaba la construcción de estos tres hospitales de campaña para “prepararnos” de cara a lo que venía. En aquellos momento, ha recordado hoy Gabriela Bravo, había 258 casos, que en una semana subieron a 584 y poco después a 750. “Una situación que nos obligó a actuar con premura”, ha señalado Bravo, quien ha añadido que posteriormente la presión asistencial ha ido disminuyendo, por lo que han optado por un modelo de mayor confort para los pacientes. En cualquier caso Bravo ha subrayado que no ha habido ningún retraso en la puesta en marcha de estos centros, puesto que desde el principio se dijo que los tres estarían disponibles en el plazo de un mes. “Nunca fue una cuestión de celeridad, sino de previsión, planificación y eficacia”.

La consellera de Justicia ha explicado que en las obras de los tres hospitales de campaña han participado 450 personas entre personal de la empresa pública Tragsa y otros operarios, que han construido 752 módulos: 188 en el hospital de Castellón, 255 en el de Alicante y 317 en el de Valencia.

Además, ha explicado que aunque las tres infraestructuras son para su uso inmediato, tendrán una larga permanencia de cara la futuro, “lo cual nos permitirá aliviar la presión asistencial, sin hipotecar el uso de otras instalaciones” y va a permitir que los hospitales vayan recuperando su normalidad. El coste de los tres hospitales de campaña asciende a 4,8 millones de euros.

El tipo de montaje de estas estructuras, ha señalado, permitirá que sean utilizadas en el futuro para otros casos, como por ejemplo, en caso de necesidad de evacuación ante un desastre natural.