Gran pacto para superar a la pandemia: PP, Cs y Vox apoyarán a Puig

La oposición se compromete a colaborar en una estrategia para iniciar la recuperación de la crisis generada por el coronavirus

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, llegó ayer a un acuerdo con los partidos de la oposición para conformar una estrategia conjunta que permita a la Comunitat Valenciana superar la crisis económica generada por el coronavirus. PP, Cs y Vox ofrecieron ayer su “apoyo y su lealtad” al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para conformar una estrategia que permita remontar la crisis sanitaria, social y económica de la pandemia del coronavirus. Un clima de consenso poco habitual para una situación extraordinaria.

El Parlamento valenciano convocó ayer a la Diputación Permanente para escuchar las explicaciones que Puig daba de las actuaciones realizadas por la Generalitat. Solo asistieron 19 diputados, además del jefe del Consell y la vicepresidenta Mónica Oltra, responsable de la cartera de políticas sociales y la consellera de Sanidad, Ana Barceló.

La sesión comenzó con un respetuoso silencio en memoria de los 1.112 fallecidos a causa de la covid- 19. “Silencio para todas las familias que lloran las ausencias”, recalcó el presidente. Los diputados eligieron ropas oscuras. Se vieron más corbatas que de costumbre entre los hombres, algunas de ellas negras e imperó un clima de sobriedad. También hubo mascarillas en el hemiciclo, antes de que comenzara la sesión, y guantes y geles hidroalcohólicos. Tras cada intervención se desinfectó la tribuna y la distancia de seguridad se respetó en todo momento.

El presidente Puig no tardó más de dos minutos en pedir perdón a los profesionales sanitarios. “No llegamos a tiempo. Nos hemos visto superados por la falta de material protector frente un tsunami que nos ha sobrepasado a todos. Reitero mis disculpas. Ahora, aquí y las veces que haga falta".

Puig hizo un repaso de las medidas llevadas a cabo y también de las estrategias con las que se quiere salir de esta hecatombe, pidió el apoyo de todos los grupos de la oposición, su colaboración y sus aportaciones y los tres se comprometieron darle su apoyo y su lealtad para afrontar las decisiones de que permitan remontar la crisis sanitaria, social y económica de la pandemia del coronavirus.

Pero todos coincidieron también en que esa lealtad institucional y ese apoyo no puede suponer, en palabras de la síndica popular, Isabel Bonig, “una mutualización de los errores”. Porque en eso sí que coincidieron también, en que había habido errores, y muchos. Si bien reconocieron que la gestión había sido mejor que la del Gobierno central.

Puig les trasladó que su voluntad es llegar a acuerdos y les anunció que la próxima semana se iniciará una ronda de reuniones para comenzar a trazar un acuerdo común. “Esto no va de marketing”.

Tanto el PP como Ciudadanos ofrecieron sustentar a Puig en el gobierno de la Generalitat en el caso de que sus socios parlamentarios, Compromís y Podemos, “no estén a la altura” de las medidas que habrá que tomar, sobre todo las económicas.

La síndica del PP, Isabel Bonig, dijo que “viene una crisis económica y social sin precedentes”, y defendió que no se puede añadirle una crisis política. Además, le reprochó que tanto el Gobierno de Sánchez como el de la Generalitat hayan ido por detrás de la pandemia. "No vayamos por detrás en la recuperación económica”.

Le pidió al presidente que “el pacto y el acuerdo no sean instrumento de marketing político" y le reiteró su apoyo para conformar un presupuesto de legislatura. "Sabe usted que cuando tenga que tomar medidas, muchos estarán tentados de separarse. No vamos a permitir el espectáculo del Gobierno de España” y le recordó que hay cinco millones de valencianos que esperan que los políticos se pongan de acuerdo para “salvarles la vida” y para evitar “la ruina económica”.

Por su parte, el síndico de Ciudadanos, Toni Cantó mostró su deseo de se acepte el "pacto para la reconstrucción”. Le advirtió además de que se cuide de los “suyos” y resaltó que los discursos de sus socios (Compromís y Unides Podem) han sido los más “peleones”. “Cambie de socios o amplíe el número. Pongamos a trabajar a los mejores y pongamos los mejor de nosotros”

El síndico de Vox, José María Llanos, tampoco se salió de esta línea de cooperación y ofreció “lealtad y colaboración con quienes tienen la responsabilidad de proteger la vida. Tendrá toda nuestra lealtad siempre que actúe correctamente y con la única finalidad de adoptar todas las medidas necesarias para el bien de los ciudadanos”.