Ni test, ni termómetros ni mamparas para la vuelta al cole en la fase 2 en la Comunitat Valenciana

Fcapa critica que Educación obvia sus propuestas mientras que el 70% de los docentes dicen que no es seguro volver a dar clases

Los colegios retomarán de manera parcial su actividad el próximo 1 de junio, siempre que la Comunitat Valenciana pase a la fase 2 de de la desescalada. Durante la última semana, la Conselleria de Educación ha mantenido reuniones con diferentes sectores para informar y consultar sobre la manera en que se planea este regreso, sin embargo, hay una percepción generalizada de que las decisiones ya estaban tomadas.

Desde la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (Fcapa) han hecho hoy públicas cuáles fueron las propuestas que presentaron a la Mesa de Padres y que la Conselleria de Educación no ha tenido en cuenta en la resolución publicada hoy en el DOGV.

  • Adquisición y reparto de termómetros de infrarrojos para tomar la temperatura al alumnado, al personal de Administración y a los docentes antes de comenzar la jornada.
  • Prueba diagnósticas por PCR u otra técnica de diagnóstico molecular a los docentes.
  • Comenzar a adquirir material para que puedan asistir más de 15 alumnos por aula en septiembre y organizar el reparto progresivo de pantallas, separadores o mamparas protectoras por pupitre para que pueda reducirse el espacio de separación de dos a un metro de cara al inicio de curso
  • De cara al próximo curso, que las unidades de salud asignadas al centro educativo se realicen PCR a toda la comunidad educativa del centro educativo en la primera semana lectiva de cada mes.

Desde Fcapa inciden en que se trata de aportaciones que ya están llevando a cabo con éxito en aulas y centros docentes de otros países y que tienen como única finalidad garantizar la seguridad de la comunidad educativa.

Añaden que, si para adoptar estas medidas es necesario, apoyarían el retraso el inicio de curso del 7 al 14 septiembre. “Son necesarias ante un indeseable rebrote de la enfermedad y deberían estar implementadas en los centros en beneficio de toda la comunidad educativa y la sociedad en general”.

Los profesores piden menos ratio y reducción de horario

Cerca del 70 por ciento de los docentes valencianos cree que no es seguro volver a las aulas en septiembre, según una encuesta de FSIE-CV que también revela que un 45 por ciento considera determinante la disminución de la ratio y la reducción horaria de las clases presenciales para afrontar la vuelta.

El 73,3 por ciento considera “totalmente recomendables” para la vuelta a las aulas el uso de material de protección como mascarillas y gel hidroalcohólico, mientras el 70 cree imprescindibles la realización de tests periódicos a trabajadores y alumnos.

La encuesta, elaborada por el sindicato mayoritario de la enseñanza concertada a 1.500 docentes entre el 15 y el 21 de mayo, pretende abordar desde el punto de vista de los profesionales las medidas de protección y prevención más efectivas de cara al inicio de curso 2020-2021.

Entre las propuestas planteadas por el colectivo para afrontar la vuelta a las aulas, las opciones que cobran más fuerza son el incremento de plantillas, la reducción de la ratios, la flexibilización horaria y el incremento de la seguridad.

Además, siete de cada diez docentes considera que utilizar espacios alternativos a los centros educativos tal y como se sugirió por parte del Ministerio de Educación (polideportivos, bibliotecas, auditorios, salas de exposiciones,...) para los alumnos que no asistan a clase sea una medida fundamental a tener en cuenta.