Detenido tras agredir a dos ancianos para robarles

A uno le sustrajo un móvil y a la otra, mil euros

La Policía Nacional ha detenido en Gandía (Valencia) a un hombre de 44 años como presunto autor de dos delitos de robo con violencia e intimidación, tras abordar a dos personas de 86 y 87 años cuando entraban en el portal de su domicilio y, tras forcejear con ellas, robar a una de ellas el teléfono móvil y a la otra mil euros.

Los hechos se produjeron sobre las 18:30 horas del pasado 14 de mayo, cuando un hombre de 87 años fue abordado por la espalda por un hombre cuando iba a entrar en el portal de su casa y, tras mantener un forcejeo, consiguió registrarle los bolsillos y apoderarse el teléfono móvil, según fuentes policiales.

En el transcurso de las investigaciones, los policías averiguaron que a la mañana siguiente, cuando una mujer de 86 años iba a entrar en el portal de su edificio, después de haber estado en una entidad bancaria para sacar dinero, un hombre le ofreció ayuda.

Al mostrar la mujer desconfianza, el hombre se apoderó de una bandolera que llevaba en el cajón de su andador y a continuación le propinó empujones y golpes, hasta lograr huir con ella, que contenía mil euros.

Los agentes averiguaron la identidad del sospechoso, que se podría tratar de la misma persona, así como que el modus operandi consistía en seguir a poca distancia a las personas de avanzada edad y cuando entraban en el portal de su domicilio abordarlas, agredirlas y apoderarse de sus pertenencias.

Los policías averiguaron que el sospechoso, después de cometer uno de los hechos habría guardado la ropa usada en el mismo en un garaje comunitario en el que su hermana aparcaba el coche, por lo que tras realizar un registro localizaron varias de las prendas en el interior de una bolsa de la compra.

Tras localizar al sospechoso, los agentes lo detuvieron como presunto autor de dos delitos de robo con violencia e intimidación y le intervinieron dinero y una “braga” utilizada en el primer robo con violencia.

El detenido, de origen español y con numerosos antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, que decretó su ingreso en prisión.