“Un médico contratado en plena pandemia cobra 1.120 euros al mes y los asesores de Puig y Oltra, 2.300″

El PP propondrá una ley para blindar el gasto sanitario y reducir el número de cargos de confianza. Puig estudia compensaciones económicos para los profesionales sanitarios

Dignidad para los profesionales sanitarios a costa de recortes en la estructura del Consell. La portavoz del PP en Les Corts, Isabel Bonig, ha vuelto a pedir al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que su Gobierno asuma sacrificios económicos, tal y como han hecho gran parte de los valencianos.

Un licenciado en Medicina contratado estos días que se ha dejado la piel y la vida contra el virus, cobra apenas 1.121 euros. Cualquier asesor percibe mínimo 2.300 euros. Esto no es justo, no dignifica la profesión sanitaria y no es velar por las condiciones laborales de los trabajadores”.

La popular ha echado en cara a Puig durante la sesión de control de Les Corts que durante el confinamiento el DOGV ha nombrado tres nuevos asesores y ha recordado que los 330 altos cargos de Puig han acumulado tres subidas de sueldo consecutivas sin renunciar a ninguna. “¿Cuántos han tenido actividad durante el estado de alarma?, ¿era necesario mantenerlos a todos?, “¿había que sacar las subvenciones de 600.000 euros para fosas en la memoria histórica o para la presunta trama de los hermanos Puig?”.

Así, ha anunciado que la próxima semana presentará una proposición de ley para reducir el gasto en altos cargos y organismos públicos y blindar el gasto sanitario- “Hay que reducir a la mitad los enchufados, revertir las tres subidas salariales de los 330 altos cargos del Consell y realizar una auditoria para saber qué organismos públicos son innecesarios. “Han aumentado en 705 millones de euros el gasto en el sector púbico, vendrían bien para los servicios públicos”.

El presidente Puig ha respondido que se está estudiando cómo se puede compensar económicamente a todos los profesionales sanitarios. “Esto lo podremos hacer gracias a que el Gobierno de la Generalitat ha conseguido que el central haya proveído un fondo para las autonomías”.

Ha defendido que la Comunitat Valenciana es la autonomía de régimen común que más ha incrementado el gasto per cápita en atención sociosanitaria (sanidad y atención social), con un aumento del 20,5 por ciento en 2018 respecto a 2014. Por contra, ha apuntado que ese gasto se redujo un nueve por ciento en 2014 respecto a 2009.

¿Preparados para la pandemia?

Tanto el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, como la de Vox, Ana Vega, han preguntado al presidente Puig si la Comunitat Valenciana está preparada para afrontar un posible rebrote.

El jefe del Consell ha asegurado que han tratado de parar un “tsunami” y “lo hemos hecho razonablemente bien, con errores y por eso, pedí perdón”. En este sentido, ha dicho que habrá suficientes suministros y recursos suficientes para hacer frente a otra crisis sanitaria. “Se han autorizado 6.000 nuevas contrataciones, hay capacidad para efectuar 14.000 PCR al día, cuentan con material de protección para los próximos seis meses, y se va a adelantar la vacunación contra la gripe común”. Sin embargo, ha insistido en que la comunidad científica no sabe aún qué va a pasar. “La pandemia aún es un gran riesgo para todos”.

La incidencia del virus en la Comunitat Valenciana

La incidencia del virus en la Comunitat Valenciana en número de contagios por 100.000 habitantes es 2,3 veces menos que la media de España, en concreto seis veces menos que la más afectada (La Rioja) y cuatro veces menos que la segunda (Madrid).
El presidente de la Generalitat,Ximo Puig, también ha remarcado que la tasa de letalidad es menos de la mitad del conjunto de las comunidades autónomas. Es 5,4 veces menos que la más afectada (Castilla-La Mancha) y 4,8 veces menos que la segunda (Madrid).