La concertada valenciana arremete contra la “Ley Celaá”

Asegura que la norma del Ejecutivo es un intento de "estatalizar" la educación

El portavoz de la Mesa por la Educación en Libertad de la Comunitat Valenciana, Vicente Morro, arremetió ayer contra la nueva “Ley Celaá” de educación que salió ayer adelante en el Congreso de los Diputados después de que la mayoría de los grupos rechazaran las tres enmiendas a la totalidad presentadas por PP, VOX y Ciudadanos.

Morro asegura que se trata de un intento de “estatalizar” la educación y que la norma va en contra de los derechos de los padres a elegir en libertad sobre la educación de sus hijos, de los docentes de la asignatura de religión, “al vaciarles de valor” y de los titulares de los centros concertados, que plantean “una oferta educativa más amplia”.

Las limitaciones que propone la nueva norma, dice Morro, “por su carácter ideológico, conculcan el deber de neutralidad de las administraciones públicas en materia educativa”.

“Es un proyecto de ley ideológico que pretende obtener en el Congreso lo que los tribunales y la comunidad educativa les han negado reiteradamente. España no puede permitirse una mala ley de educación, una ley de parte, sin diálogo. No hay el más mínimo consenso social ni profesional”.