El PP acusa a Ribó de “fraccionar” el rediseño de la plaza del Ayuntamiento

Los populares denuncian un segundo contrato a dedo del diseño de la peatonalización de la plaza del Ayuntamiento por 16.758 euros

Valencia.- El nuevo diseño de la Plaza del Ayuntamiento está realizado por profesionales del diseño, según Ribó
La Plaza del Ayuntamiento de València TWITTER AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Valencia Carlos Mundina ha acusado este miércoles al Gobierno municipal de haber fraccionado en “hasta tres contratos diferentes” el diseño de la peatonalización provisional de la plaza del Ayuntamiento.

”Los dos primeros se realizaron a través de la empresa Municipal de Transportes, EMT, dirigida por Giuseppe Grezzi (Compromís) y el tercero de ellos por la concejalía de Urbanismo, dirigida por Sandra Gómez (PSOE)”, ha indicado Mundina.

”Hemos descubierto un segundo contrato a dedo del diseño de la peatonalización de la plaza del Ayuntamiento por 16.758 euros (IVA incluido), que se suma al que pagó la EMT también para el diseño a la de la Paisatgeria por más de 18.000 euros (IVA incluido) y un tercero que se adjudicó en el año 2017 Mingeneria para un primer diseño de la peatonalización por un valor de 13.000 euros. Además, hay que añadir un contrato de 58.000 euros a la empresa donde trabajaba el gerente de la EMT para remodelar las líneas de la EMT. Así, sólo el diseño y estudios de líneas de autobús por la peatonalización provisional de la plaza del Ayuntamiento va a costar más de 100.000 euros a los valencianos, y que con las obras supera 1,2 millones de euros gastados”.

Desde el PP consideran que puede haber un fraccionamiento, “ya que se trata dos contratos para un mismo fin: el diseño del proyecto de peatonalización de la plaza del Ayuntamiento. El diseño del proyecto provisional se fraccionó entre la EMT y la concejalía de Mantenimiento y Obras de Infraestructuras, dependiente de la vicealcaldesa Gómez”.

A juicio de los populares estas contrataciones “son una muestra más del despilfarro en que se han convertido unas obras provisionales que han causado estupor no sólo a vecinos y comerciantes por su fealdad y chapucería, sino también a expertos del mundo del diseño, el urbanismo y la arquitectura”.