La “nueva normalidad” perjudica al comercio del centro y refuerza a las tiendas de barrio

El miedo a utilizar el transporte público y la falta de turistas, merma las compras en las zonas céntricas

La pandemia del coronavirus ha marcado, indudablemente, un antes y un después en nuestra manera de vivir, y de comprar. La cuestión es cuáles de esos cambios han venido para quedarse. Por el momento, durante la “nueva normalidad” se mantiene la tendencia de realizar compras de proximidad, en el barrio, una costumbre que arrancó durante el confinamiento por motivos de movilidad y que, por el momento, se mantiene, por miedo a utilizar el transporte público, entre otros factores.

Así lo ha explicado esta mañana el presidente de la Confederación del Comercio de Alicante, Castellón y Valencia (Confecomerç CV), Rafael Torres, quien ha señalado que los comercios del centro no se están recuperando todavía de la bajada de ventas experimentada de manera forzosa durante la pandemia.

“Influye también el teletrabajo, el hecho de que mucha gente trabaje desde casa hace que se salga menos a comprar”, ha subrayado y ha añadido que las compras por internet no compensan esta bajada de consumo presencial. Además, se ha eliminado el factor ocio de la ecuación de “salir de compras”. “La gente ahora va a tiro hecho, va a comprar lo que necesita y vuelve a casa”.

Torres ha señalado que confían en que en septiembre, con la vuelta a los colegios, se vaya recuperando la normalidad en los hábitos y se reanime la compra en los centros de las ciudades.

Asimismo, otro factor que influye en la falta de vitalidad de estas áreas comerciales es la ausencia de turistas, sobre todo en los establecimientos situados en las zonas más acostumbradas a recibir visitantes, como el centro de Valencia o el de Alicante, uno de los núcleos turísticos por excelencia en la Comunitat Valenciana.

La cara B de esta situación es que los pequeños comercios situados en los barrios se están viendo reforzados por una preferencia del consumidor a la proximidad. Ahora bien, ¿cuánto tiempo durará esto? Según Torres, algunos estudios señalan que el 30 por ciento de los compradores de pequeño comercio aseguran que van a mantener esta tendencia tras la pandemia.

Reprimenda a los ayuntamientos

“Los ayuntamientos no están haciendo lo que tendrían que hacer, me da igual el signo político”, ha señalado Torres durante un acto en el que Confecomerç presentaba su campaña “Pequeño Comercio. El futuro que compras”.

Torres ha asegurado que las ayudas a los ayuntamientos no han funcionado, al ser por “concurrencia competitiva” y no están llegando. Además, ha criticado que no se estén utilizando remanentes de los presupuestos en ayudas al sector. Sin embargo, ha destacado que sí están llegando con rapidez los 57 millones de euros aprobados por la Generalitat valenciana para ayudas a los autónomos, una figura que representa al 12 por ciento de los trabajadores en el sector del pequeño comercio.

El conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, ha puntualizado que estas ayudas han llegado a un total de a 43.000 autónomos y ha señalado que ahora se está trabajando en las ayudas a la conciliación.