Unas rebajas a buen ritmo pero marcadas por la falta de turistas y visitas al centro

Ropa infantil y productos para el hogar, lo más demandado

La actual campaña de rebajas está marcada, qué duda cabe, por las nuevas normas impuestas por la pandemia. A pesar de que las ventas están funcionando a buen ritmo, explican desde Anged, la falta de turistas y de trabajadores en los centros de las grandes ciudades de la Comunitat Valenciana están marcando el funcionamiento de uno de los momentos clave del año para el comercio.

«Después de tres meses en casa había muchas compras necesarias, como ropa para los niños o productos para el hogar, pero no hay aglomeraciones», explican desde El Corte Inglés. Estas mismas fuentes apuntan que es notable la falta de turistas, sobre todo en los centros comerciales situados en zonas acostumbradas a los visitantes, como la calle Colón o la Avenida de Francia.

Lo mismo explican desde Anged, y añaden que todavía hay mucha gente que tiene «reticencias» a la hora de meterse en un centro comercial.

Desde las grandes superficies esperan que durante el mes de julio, con la llegada de más turistas, cambie la situación.

Desde el pequeño comercio se tiene la misma sensación. El presidente de Confecomerç, Rafael Torres, explicó ayer que el comercio del centro de Valencia sigue sin levantar cabeza debido a la ausencia de los trabajadores que aprovechaban los descansos en la oficina para realizar alguna compra y, por supuesto, debido a la falta de turismo.

Sin embargo, la cara B se encuentra en el comercio de barrio, que se ha visto reforzado a lo largo del confinamiento y que mantiene esta tendencia. De hecho, explicó Torres, según algunos estudios el 30 por ciento de los compradores del pequeño comercio afirma que mantendrá este tipo de consumo.