Pistoletazo de salida para los Presupuestos de 2021

La orden del conseller de Hacienda que da inicio a la elaboración de las cuentas se publicará en pocos días

El conseller de Hacienda, Vicent Soler (d) junto al Vicepresidente segundo, Ruben Martinez Dalmau (i), en una de sus intervenciones durante la sesión de control al presidente de la GeneralitatKai FörsterlingEFE

Si en la elaboración de los Presupuestos autonómicos siempre se producen roces internos entre las diferentes Consellerias del Botànic, este año las negociaciones serán aún más peliagudas. La lucha contra la pandemia marcará la redacción de unas cuentas en las que la Conselleria de Sanidad deberá, por fuerza, tener mucho más peso, debido a las necesarias contingencias frente a la covid-19.

La Conselleria de Hacienda publicará en pocos días -esta semana o la que viene- la orden de elaboración de los Presupuestos, un documento en el que ya se pueden dar unas pinceladas de cómo se cuadrarán los números, aunque por ahora es muy difícil de saber.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció la semana pasada que serán unos presupuestos “expansivos”, como “todos los que ha elaborado este Consell”. La intención del presidente de incrementar las partidas para el año que viene no dejó de sorprender a muchos, puesto que la situación de las arcas públicas este año no será precisamente buena.

La incertidumbre de todos los años sobre cuánto dinero traspasará el Gobierno a través de las entregas a cuenta es mayor aún de cara al próximo ejercicio. En 2020 es más que probable que disminuya la recaudación de los principales impuestos -IVA, ligado al consumo, e IRPF, relacionado con el empleo- lo que marcará de forma ineludible los ingresos para el año que viene, tanto los estatales como los autonómicos.

Además, no solo Sanidad reclamará más presupuesto, por razones obvias, también la Conselleria de Educación necesita incrementar su partida para poder hacer frente a un aumento en la contratación de profesores debido a la disminución del ratio de alumnos por aula.

La Conselleria de Economía, de donde salen las ayudas a los sectores más afectados por la pandemia -autónomos y pyme- tampoco puede prescindir de parte de su presupuesto, y otras como Agricultura o Movilidad, cuentan ya con presupuestos reducidos a los que tampoco se le puede restar ni un euro.

Las negociaciones no han comenzado aún a la espera de la publicación de la orden del conseller de Hacienda, Vicent Soler, pero se promete, sin duda, un verano caliente.