Sos Hostelería recurrirá la Ley del Juego en instancias europeas

Aseguran que es inasumible activar las máquinas con un mando a distancia

Fidel Molina, presidente de SOS Hostelería ha anunciado hoy una “dura ofensiva legal” contra la ley valenciana del juego que, según los hosteleros y sindicatos como UGT, “supone un duro golpe” a la hostelería ya que la obligación para los bares de disponer de un mando de activación y desactivación de las máquinas recreativas tipo B supone una nueva inversión que “difícilmente podemos asumir tal y cómo están las cosas”, ha señalado.

Molina, ha anunciado hoy, en el transcurso de unas jornadas celebradas en Valencia en las que diversos profesionales del sector han analizado el impacto de la ley del juego en la hostelería y el turismo, que SOS Hostelería recurrirá esta ley ante las instituciones europeas. En este sentido, el líder de los hosteleros valencianos trasladará a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo un “exhaustivo informe jurídico en el que se cuestiona la legalidad de la implantación de un mando de activación y desactivación de las máquinas recreativas instaladas en los bares”.

“El informe es muy contundente y señala que la obligación de este mando vulnera claramente la Constitución y la normativa europea de protección de datos y de libre competencia”, ha señalado Molina, que ha lamentado que el Botànic se haya negado a hablar de las consecuencias de esta medida en el sector hostelero “antes, durante y después de la aprobación de la ley”.

Los hosteleros han advertido que el sistema de activación-desactivación de las máquinas de tipo B requerirá la “actuación” del personal del local de hostelería para verificar la identidad del posible usuario de la máquina previa a su “activación”, con todo lo que ello conlleva de posible conculcación del Reglamento Europeo de Protección de Datos de Carácter Personal.

Los hosteleros pedirán también la intervención de las instituciones europeas para garantizar la libre competencia ya que, mientras las máquinas tipo B instaladas en los bares tendrán que disponer de un sistema de activación y desactivación e incluso de identificación de cada usuario, previo a su utilización, las entidades de juego público o semipúblico, sin necesidad de autorización administrativa previa, podrán instalar en los bares distintas tipologías de terminales expendedores de juego, sobre los que la Generalidad Valenciana no tendrá ningún tipo de intervención, otorgarán premios millonarios y podrá acceder cualquier tipo de usuario, sin ningún control. El informe considera que esta distinción “estaría conculcando con claridad palmaria, el Principio de Interdicción de la Arbitrariedad” y el de “libre competencia”.

En las jornadas que se celebran hoy en el Ateneo Mercantil de Valencia bajo el título “El impacto de la ley del juego en la hostelería, la restauración y el turismo de la Comunidad Valenciana” participan, además del presidente de SOS Hostelería, Fidel Molina, el sociólogo y profesor de la Universidad Carlos III, José Antonio Gómez Yáñez; los abogados Santiago Moreno (Santiago Moreno Abogados) y Juan Luis Contreras (de Riba Vidal, Abogados); el director gerente del servicio de Tributos de Ceuta, Enrique Reyes; el director de la Asociación de Empresas de Distribución a Horeca (ADISLEV), Bernardo M. Pérez Hervás; la editora de AZARplus, Susana Ortega; el director de Sector del Juego, Ignacio Ferrer, el portavoz de Hacienda del PPCV, Rubén Ibáñez, la portavoz adjunta de CS en las Cortes, Ruth Merino y la Síndica de Vox, Ana Vega, entre otros.