Rescatan a un hombre perdido desde ayer, en las rocas de un acantilado

Sin apenas movilidad, deshidratado y quemado por el sol

El rescate fue muy complicado debido a lo escarpado de la zona
El rescate fue muy complicado debido a lo escarpado de la zona FOTO: La Razón guardia civil

Un hombre de 60 años, desaparecido desde ayer por la mañana, ha sido localizado y rescatado este martes con vida pero muy débil entre las rocas de un acantilado próximo a la Playa Estudiantes de Villajoyosa (Alicante) y evacuado a un centro hospitalario.

Cuando ha sido hallado estaba muy débil, sin apenas movilidad, deshidratado, semi-inconsciente y con quemaduras en la piel, producto de su prolongada exposición al sol, según ha informado la Guardia Civil, que ha llevado a cabo el rescate, en el que ha sido necesaria también la intervención de bomberos de Benidorm.

Al parecer, todo apunta a que este hombre estaba nadando ayer por la mañana por esa zona, un lugar que frecuenta con asiduidad, hasta que una corriente le arrastró y comenzó a sentirse mareado.

Cuando por fin pudo salir del agua, buscó un pequeño refugio entre las rocas, donde ha permanecido hasta que ha sido encontrado, sobre las 10.40 horas de hoy, por uno de los agentes del instituto armado participantes en su búsqueda.

La pareja del rescatado denunció ayer su desaparición tras levantarse por la mañana y comprobar que no se encontraba en la vivienda, donde habían quedado las llaves, el coche y el teléfono móvil.

La Benemérita desplegó entonces un amplio dispositivo formado por numerosas patrullas de la compañía de la Guardia Civil de Calpe, que buscaron por anexos de la vivienda y los lugares más frecuentados, hasta que finalmente ha sido hallado esta mañana escondido en el hueco de unas rocas de un acantilado, de muy difícil acceso, situado entre las playas de los Estudiantes y del Torres, en Villajoyosa.

Para conseguir extraerlo ha sido necesaria la intervención de una dotación de rescate de bomberos de Benidorm, que, junto a la Guardia Civil, lo ha trasladado a un lugar seguro, donde pudiera ser atendido por el personal sanitario y ser trasladado en una ambulancia del Samu al Hospital de la Marina Baixa de Villajoyosa para su examen y evolución.