Coronavirus

Dudas, miedo y muchas preguntas, la vuelta al cole después de 175 días

La Conselleria de Sanidad cerró con Educación un protocolo sanitario el 31 de julio, cuando los casos diarios rondaban el centenar. En los últimos siete días ha sido de 400

La incertidumbre retrasará hasta "última hora" el gasto de la vuelta al cole
La incertidumbre que genera la evolución de la pandemia del coronavirus va a retrasar "hasta última hora" el gasto habitual ante la vuelta al cole de las familiasAna EscobarEFE

Los centros escolares están cerrados desde el pasado 13 de marzo. La reincorporación de los alumnos que cambiaban de ciclo fue testimonial. Tras un final de curso telemático se permitió abrir a las escuelas de verano, actividad que a día de hoy nunca ha sido calificada como origen de ningún brote en la Comunitat Valenciana.

Las escuelas infantiles comenzarán a recibir alumnos el próximo 1 de septiembre, el resto iniciará la reincorporación a partir del 7. Para entonces habrán pasado 175 días.

Las Consellerias de Educación y de Sanidad suscribieron un protocolo para el inicio de curso el pasado 31 de julio. En ese momento, la media de contagios diarios estaba en torno al centenar, en los últimos siete días la media ha sido de 400.

De ahí que, a pesar de existir un documento sobre cómo se organizará el primer curso escolar bajo la tremenda presión del coronavirus, el condicional impera en cualquier manifestación pública que el Gobierno valenciano realiza sobre esta cuestión.

En primer lugar, porque todavía es poco realista pensar que se está superando la pandemia, «de su evolución dependerá la adopción de otras medidas», admite el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

En segundo lugar, la próxima semana los autonomías están llamados a una reunión con la ministra de Educación, Isabel Celaá y el de Sanidad, Salvador Illa.

La Comunitat Valenciana ha apostado por un modelo alto de presencialidad. Al contrario que en otras regiones, que han impuesto turnos para limitar la ratio de las clases a partir de los tres años o que han decretado la jornada continua, en la Comunitat los únicos alumnos que irán en días alternos son los de los últimos cursos de ESO, siempre que en las aulas no se pueda garantizar una separación de 1,5 metros.

Es más, hay colegios que superarán la ratio de 20 alumnos establecida inicialmente como tope, ya que la propia Conselleria de Educación permite la excepción de que se supere «ligeramente». En la práctica, esto supone que habrá aulas con hasta 25 alumnos.

Clases en cuarentena

La obsesión de las autoridades sanitarias es controlar la expansión del virus. Esta es la razón por la que se han creado «grupos burbuja» en las etapas de Infantil y Primaria, donde es imposible y hasta contraproducente, según admite el propio protocolo, mantener la distancia social.

Ahora, ¿qué pasará cuando se detecte un positivo en un colegio? El presidente Puig explicó esta misma semana que la clave está en «encapsular el aula para que no haya un contagio masivo».

Incidió en que se está preparando a la Atención Primaria para que trabaje conjuntamente. «Estará todo protocolizado» y no descartó que en los próximos días se anuncien nuevas medidas para extremar las respuestas».

Colegios «covid-free»

El documento actual dicta una serie de medidas de obligado cumplimiento en los centros. El gel hidroalcohólico, la distancia social- en los cursos superiores- y el uso de la mascarilla en estudiantes de ESO y a partir de los seis años siempre que se viaje en transporte escolar, son las medidas básicas de protección.

Se permite que el servicio de comedor se realice dentro de las aulas y se insiste en que fuera de los grupos burbuja, la separación para comer deberá ser también de metro y medio.

El protocolo insiste también en que la ventilación de las clases y en extremar la limpieza, incluso recomienda lavar diariamente los baberos para reducir la trasmisión del virus.