Coronavirus

El PP de Burriana (Castellón) denuncia la celebración de las fiestas patronales a pesar de que Salud Pública las desautorizó

“Estamos en manos de unos irresponsables”, lamenta la formación

Imagen del informe de Salud Pública que desaconseja las fiestas de Burriana
Imagen del informe de Salud Pública que desaconseja las fiestas de BurrianaLa RazónBurriana

El PP de Burriana ha denunciado que el gobierno local de PSPV-PSOE y Compromís ha “dado la espalda” a un informe de Salud Pública del pasado día 21 de julio que consideraba que “sería de un gran riesgo epidemiológico la celebración de las fiesta patronales”.

El PP ha señalado que el PSOE y Compromís han decidido celebrar las fiestas con “carácter alternativo”, en una ciudad con 40 fallecidos por coronavirus.

El anuncio hecho por el equipo de gobierno “se salta” todas las recomendaciones hechas por los profesionales sanitarios recogidos en un escrito firmado por la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público, Isaura Navarro, el 21 de julio.

En este documento se recomienda a la ciudad “no autorizar reuniones de más de quince personas, a menos que el número de casos detectados en los últimos quince días bajase de tres y se mantuviera en dicha tasa durante al menos una semana”.

Y añade, “a la vista de lo expuesto le compete adoptar una decisión que dé cumplimiento a la normativa citada y garantice la salud pública de la localidad”, según el comunicado del PP.

Burriana, han indicado las fuentes, ha registrado la tasa de mortalidad más alta de la provincia de Castellón y fue en la ciudad donde se detectó, el 26 de febrero, el primer caso de coronavirus de la Comunitat Valenciana.

La decisión de PSOE y Compromís de convocar unas “fiestas alternativas” a las de la Misericordia y hacerlo de espaldas a las recomendaciones sanitarias de las autoridades médicas “es una absoluta irresponsabilidad que conduce a la ciudad a un escenario de riesgos contraindicado por los profesionales médicos”, según el portavoz del PP en Burriana, Juan Fuster.

”Estamos en manos de unos irresponsables que en lugar de garantizar la protección y defensa de la población se dedican a exponer a los vecinos al virus con conciertos masivos que Sanidad ha desautorizado. Es una afrenta que pone en riesgo a toda la ciudad”, ha concluido.