Los MIR protestan de nuevo en Palau de la Generalitat tras 42 días en huelga

Colocando batas blancas en el suelo, aseguran que no se les “cuida” ni les reconocen derechos que tiene el personal estructural

Los Médicos Interno Residentes (MIR) han protagonizado esta tarde una nueva concentración de batas médicas ante el Palau de la Generalitat, y han recordado que llevan 42 días en huelga laboral y siguen esperando reunirse con la consellera de Sanidad, Ana Barceló.

Los MIR han protestado, como en anteriores ocasiones, colocando batas blancas en el suelo frente al Palau de la Generalitat, sede del Gobierno valenciano, y han sostenido una pancarta en la que se puede leer: “Nuestros derechos blindan la sanidad pública”.

Insisten en que no reconocen el recién formado Foro Autonómico, sino que, mientras dure la huelga, se debe negociar con el Comité de Huelga, formado por el personal directamente afectado y el que tiene “la legitimidad de negociación de sus condiciones laborales”.

Llevan en huelga más de cinco semanas, desde el 21 de julio, y consideran que, pese a lo necesarios que son para el funcionamiento de la sanidad, no se les “cuida” ni les reconocen derechos que tiene el personal estructural.

Lamentan que, pese a que la consellera de Sanidad asegura que apuesta por el diálogo, no hay una convocatoria de reunión oficial con el comité de huelga para “desbloquear” el conflicto, y creen que “con verdadera voluntad política se podría llegar a acuerdos de aplicación inmediata que mejorarían muchísimo las condiciones laborales del personal residente”.

Entre sus reivindicaciones figuran descansar los lunes tras una guardia de sábado para no encadenar dos semanas consecutivas de trabajo, generar libranza por las guardias de 24 horas de festivos, y un máximo de 5 guardias obligatorias al mes, o aumentar los días para formación en cursos y asegurar la supervisión efectiva de los residentes.

También solicitan reconocer la hora de conciliación familiar; mejoras retributivas como el pago de las dietas de restauración, y mejoras en el sueldo base (unos 7 euros la hora durante el primer año) y en la hora de guardia (unos 11 euros netos el primer año) de acuerdo con la responsabilidad que tienen en su desempeño laboral.