Los técnicos sanitarios denuncian retrasos de una semana en los resultados de PCR

Exigen a la Conselleria de Sanidad una reorganización del sistema, «hay hospitales saturados, la demora dificulta el rastreo»

Los resultados de las PCR de la covid están tardando entre tres y cinco días e incluso en algunos hospitales, hasta una semana. El Colegio Profesional de Técnicos Superiores Sanitarios (TLS) de la Comunitat Valenciana denuncia que con esta demora «hay más dificultad para el correcto seguimiento del paciente» y achacan el problema a la mala gestión de recursos humanos y materiales.

Afirman que hospitales como La Fe o el General de Alicante están saturados, con unas 1.200 pruebas diarias, y en el Doctor Peset se hacen 700 al día, el Clínico 800 y el Hospital General de Elche, unas 400. Sin embargo, hay otros centros en los que «no se realiza ni una sola prueba».

Denuncian que las PCR deberían estar haciéndose en todos los hospitales, y reclaman más contrataciones de Técnicos Superiores de Laboratorio (TSL) y aparatos para realizar la técnica PCR, además de incidir en que estos test deben practicarse solo en Laboratorios de Microbiología, eso sí, «durante 24 horas».

Argumentan que si se realizasen en todos los hospitales se lograría un reparto más equitativo de las muestras entre todos los centros, obteniendo así un tiempo de respuesta más adecuado.

Sin reactivos ni rastreadores

Otro de los problemas es la escasez de material de reactivos y de material fungible. Apuntan a que, sin ellos, y sin material como pipetas desechables específicas, no se puede realizar la extracción del ácido nucleico y por tanto, poner a funcionar la prueba.

Defienden que su labor como rastreadores es fundamental para averiguar hasta qué grado los portadores asintomáticos pueden transmitir la enfermedad o no, y controlar a cuantas personas de los positivos a PCR, desarrollan realmente la covid o no, así como las personas de su entorno.

Además, de los PCR, estos técnicos deben encargarse de practicar al paciente ingresado o con patología, las pruebas serológicas de anticuerpos «IgM» e «IgG» para ver la evolución de su enfermedad, y saber en qué fase de la evolución de la respuesta inmunitaria se encuentra.

Por último denuncian que de los 1.247 rastreadores únicamente 85 de ellos son profesional de técnicos superiores sanitarios, tal y como marca la ley.