Una suscripción menos a HBO

El cartel de la serie “Patria” no tiene nada de error, sino que responde a una cruzada por “reescribir la Historia de España”

Aplaudo la decisión de mi amigo Rogelio de darse de baja de su suscripción a la plataforma HBO por la indignidad del cartel publicitario de la serie «Patria». Y la aplaudo porque la campaña no tiene nada de error, sino que responde a toda una cruzada de «reescribir la Historia de España».

No lo digo yo. Lo han afirmado con reiteración Iglesias y sus cuates. Los independentistas ya lo han hecho durante estos últimos años a través de la educación transferida a las autonomías. HBO y sus competidores tienen demasiados especialistas, asesores y expertos para elaborar los lanzamientos de sus programas, como para pensar que ha sido un error involuntario.

Error sí, involuntario lo dudo. No creo que todos ellos y a la vez hayan sido pasto de la idiocia. Es consecuencia de la política de consentimiento para equiparar a las víctimas con los terroristas, para igualar a los asesinos con quienes han defendido las libertades.

HBO, como muy acertadamente ha afirmado la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, ha hecho un flaco favor a la historia, a la verdad y a la libertad. Debería pagar por ello. No todo vale para promocionar y vender, por más que hayan logrado el objetivo de la popularidad.

Leí el libro de Fernando Aramburu y no veré la serie, a no ser que llegue un momento en que por decreto nos obliguen bajo la amenaza de multa millonaria. Al paso que vamos, cualquiera sabe.

En cualquier caso, no me gusta la deriva que determinados asuntos van tomando en España. Parece que quienes defendemos a las víctimas del terrorismo, nos vamos a quedar solos. A alguien le escuché «la soledad es el precio que hay que pagar por la independencia personal». Así es la vida.