Sin enfermería ni PCR y sin protocolos claros, así arranca el primer curso covid

Mientras los sindicatos resaltan las carencias del plan para la vuelta a los colegios, Educación asegura que se han tomado las medidas posibles para que se realice con la «máxima seguridad posible»

Casi todos los centros educativos de la Comunitat Valenciana, el 99,7 por ciento según la Conselleria de Educación, abrió sus puertas ayer para recibir a los alumnos. La entrada escalonada autorizada- pero no obligada- por la Generalitat no evitó que en los colegios hubiese una imagen común, largas colas a las puertas.

Los centros no están obligados a tomar la temperatura a los alumnos, pero muchos han optado por hacerlo antes de entrar y eso, a pesar de que para esta semana Educación admitió que sólo habrían llegado 10.000 de los 50.000 termómetros que tiene previsto enviar a los colegios. En otros centros se administraba gel hidroalcóholico a los escolares antes de entrar como otra medida de precaución.

Para el conseller de Educación, Vicent Marzà, ayer arrancó un curso en el que se han tomado todas las medidas posibles para garantizar la seguridad sanitaria. Sin embargo, para sindicatos y asociaciones de padres y madres se han quedado muchas cuestiones pendientes.

La realidad es que los docentes se están adaptando sobre la marcha a unos planes de contingencia que los equipos directivos tuvieron que volver a modificar la semana pasada. «No se ha contado con los Comités de Seguridad Laboral para elaborarlos. La Conselleria publicó uno genérico el 31 de julio que no ha sido adaptado a las especificidades de cada centro por técnicos competentes del servicio de prevención (Invassat)», denuncia el sindicato Anpe.

Reclaman también protocolos claros sobre el uso seguro del material escolar y su higienización, así como la limpieza del centro.

ANPE, igual que han hecho sindicatos como CSIF o las Ampas, exige que el responsable covid de los centros sea titulado en enfermería y no un docente que, según admitió Marzà, comenzará a recibir formación esta misma semana.

El suministro del material de prevención para docentes y alumnos es otra de las reivindicaciones de estos sindicatos que se suman a la petición realizada la semana pasada por CCOO-PV de la puesta en marcha de un sistema que permita sustituir de manera exprés las bajas por enfermedad y los permisos.

Sin PCR para docentes

CSIF insistió de nuevo en que la Generalitat no ha tomado todas las medidas de seguridad que estaban a su alcance y lamentan que no se hayan practicado PCR a los docentes a la vuelta de vacaciones, como sí han hecho otras autonomías.

La falta de protección de los profesores como grupo de riesgo es otra gran carencia con la que se han encontrado los sindicatos. ANPE solicitó que sea sustituido de manera inmediata y que, mientras este profesorado no tenga dictamen sobre su situación, no se incorpore a su puesto.

También piden anticipación para que, en el caso de que haya que volver a la enseñanza telemática, no vuelvan a producirse problemas tecnológicos.

Por su parte, la Confederación Gonzalo Anaya incidió en que se articulen medidas para que los padres de un niño confinado cobre su sueldo íntegro.

El PP irá a los tribunales por los PCR

El PPCV recurrirá la prohibición a los ayuntamientos de hacer test serológicos al personal escolar, como se ha hecho en otras autonomías, al considerar que es la única forma, junto con la figura de la enfermera escolar, de controlar los contagios por la covid-19. La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, dijo que los test periódicos y la enfermería escolar son dos herramientas necesarias para controlar los posibles contagios.