Detenido tras amenazar a un médico y esparcir su sangre por un hospital

El joven de 23 años y con antecedentes llegó al centro con un corte sangrante en la mano izquierda

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 23 años como presunto autor de los delitos de amenazas, desórdenes públicos y resistencia y desobediencia, tras amenazar a un médico de un hospital y alterar el normal funcionamiento del centro ya que esparció su sangre en el servicio de urgencias por estar descontento con la atención recibida.

Los hechos ocurrieron de madrugada, cuando los agentes fueron comisionados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un hospital de València, donde al parecer había un paciente con una actitud agresiva.

Este hombre había llegado poco antes a Urgencias con un corte sangrante en la mano izquierda y fue atendido por las enfermeras, que le limpiaron y taponaron la herida, siendo informado a continuación de que debía esperar ya que había pacientes de mayor gravedad.

Fue entonces cuando, al parecer, comenzó a levantar la voz, quejándose del trato recibido, y a quitarse el vendaje, esparciendo su sangre por la sala de espera y el pasillo.

Las enfermeras tuvieron que vendarle hasta en tres ocasiones, ya que no cesaba de retirarse el vendaje, indicándole que se calmase y tuviese paciencia.

El hombre no depuso su actitud agresiva, llegando a amenazar al médico de guardia diciéndole que le cortaría el cuello y que iba esperarle fuera para matarle.

Además, el ahora detenido se mostró también agresivo con los agentes, a los que salpicó intencionadamente con su sangre y a los que profirió improperios, por lo que tuvo que ser inmovilizado y detenido como presunto autor de los delitos de amenazas, desórdenes públicos y resistencia y desobediencia.

El detenido, de nacionalidad española y con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.