La Guardia Civil salva un perro con graves heridas y maltratado en Sax (Alicante)

Se trata de una hembra de pastor alemán que llevaba varios días sin agua al sol

El Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de Alicante ha salvado de la muerte un perro con graves heridas y que era objeto de maltrato en Sax, en una actuación en la que un hombre ha quedado en calidad de investigado su propietario, un hombre de 51 años.

Según fuentes de la Guardia Civil, los vecinos dieron aviso de la situación de este perro, una hembra de la raza pastor alemán que llevaba varios días sin agua y al sol, y que se encontraba enrollada con su cadena.

Los agentes la pusieron a salvo y la trasladaron a una clínica veterinaria de Sax para atenderla de las graves heridas, y se identificó al presunto autor de los hechos que, a pesar de que intentó eludir su responsabilidad, acabó investigado como autor del presunto delito contra la protección de los animales domésticos.

Por otra parte, el Seprona también ha actuado en un coto de caza de un paraje de Pinoso (partida El Salobrar) para liberar a otro perro que se hallaba atrapado en el interior de una trampa-jaula ilegal.

Un vecino que paseaba por la zona avisó a la Guardia Civil al ver un ejemplar de la raza labrador retriever atrapado en el interior de una jaula considerada como caja-trampa.

El Seprona de Ibi liberó al animal y gracias a que portaba microchip localizó al propietario, que fue a recogerlo e informó a los agentes de que hacía dos días que había desaparecido. A partir de la normativa, los propietarios del citado coto de caza han sido propuestos para una sanción por utilizar trampas no autorizadas.

Se trata de una infracción grave castigada con una multa económica que va desde los 301 a los 3.000 euros, con la posibilidad de que sea retirada de la licencia de caza e, incluso, la imposibilidad de obtener la mencionada licencia entre uno y dos años.