Benigánim: 140 casos tras una semana de confinamiento que empezó al llegar a 54

La incidencia de la enfermedad llegó a 994,46 casos por 100.000 habitantes

El pueblo valenciano de Benigànim estará confinado hasta, al menos, el 21 de septiembre tras la primera prórroga de una semana decretada por la Conselleria de Sanidad ante su evolución de los datos, que revelan, a 7 de septiembre, 140 casos cuando cuatro días antes de quedar confinada registraba 54.

El pasado 31 de agosto, la Consellería decidió confinar este municipio de 5.800 habitantes situado en la comarca de la Vall d’Albaida, en el interior sur de la provincia de Valencia, durante catorce días por el incremento de casos de covid-19 en la última semana.

Las medidas excepcionales que acarreaba esa decisión respondían a un incremento exponencial de la incidencia de la enfermedad, que había pasado de ser de 34,24 por cada 100.000 habitantes en la semana que finalizó el 16 de agosto, a una incidencia de 994,46 en los últimos siete días, en los que se produjo la pérdida de trazabilidad de los casos.

La medida de confinamiento, que según la consellera de Sanidad, Ana Barceló, fue “difícil pero necesaria”, se tomó después de haberse detectado 51 positivos en las 196 pruebas que se hicieron el lunes 24 de agosto a los vecinos de la localidad.

Este viernes, Barceló ha anunciado en un comunicado que se amplía una semana esa medida extraordinaria -concretamente, a partir de la medianoche del próximo martes, cuando vencía el plazo inicial de catorce días- tras analizar los informes epidemiológicos sobre la incidencia del virus, que han mejorado aunque aún no lo suficiente."

La situación epidemiológica ha mejorado, aunque no lo suficiente como para levantar las medidas adoptadas para la contención y prevención del virus", ha señalado la consellera, según la cual “continuarán estando vigentes las medidas en el municipio una semana más para salvaguardar y proteger la salud de todos los vecinos y vecinas y evitar la propagación del virus”.

A través de una nueva resolución, se vuelve a precisar que el confinamiento es perimetral a la población de Benigànim, permitiéndose, en todo caso, la circulación de personas residentes dentro del municipio.

Se establece hasta un máximo de 10 personas en reuniones de carácter social o familiar y los actos de culto se realizarán hasta un tercio de la capacidad de dichos lugares, siempre respetando las normas de seguridad de uso de la mascarilla y distanciamiento social.