“Sin guantes y con la mascarilla bajo la barbilla”, así denuncia una familia que dio la comunión el cura con covid

Un padre de dos niños presentes en la Iglesia de L 'Enova contradice la versión del Arzobispado

El pasado domingo se celebraron varias comuniones en L' Enova. Días después, el cura que la ofició dio positivo en covid, por lo que se han comenzado a practicar pruebas masivas en esta localidad y en otras vecinas.

El Arzobispado de Valencia aseguró que el cura cumplió en todo momento con el protocolo covid, pero el padre de dos de los niños que tomaron la comunión contradice esta versión. “Afirmar que el párroco llevaba guantes es falso, y sí llevaba mascarilla, pero la mayor parte del tiempo bajo la barbilla, además de otras barbaridades”, denuncia José Antonio Sánchez a LA RAZÓN.

Alrededor de un centenar de vecinos de L'Énova- que tiene una población de 900- y una treintena de Sant Joanet -480- acudieron el jueves a dos centros de salud a realizarse las pruebas PCR.

Desde el Arzobispado aseguraron que la iglesia se había desinfectado y en el templo podrán celebrarse misas por parte de otros sacerdotes de la zona, ya que el párroco de L'Énova, que también atiende el municipio de Sant Joanet, está confinado.

Los resultados de las PCR practicadas a un centenar de vecinos de L'Énova han dado negativo, a falta de conocer cinco pruebas. El alcalde de L'Énova, Tomás Giner, ha sido informado por el coordinador sanitario de la zona de estos resultados, pendientes de conocer desde el jueves cuando los vecinos con riesgo de contagio acudieron al centro de salud de La Pobla Llarga a realizarse las pruebas, según ha confirmado a Efe.

En las próximas horas se conocerán los resultados de las cinco pruebas que faltan, mientras que un pequeño grupo de 4 ó 5 personas que suelen colaborar con el párroco y que se hicieron la prueba por su cuenta también han dado negativo por coronavirus.

En el municipio de Sant Joanet, próximo a L'Énova, a partir del lunes se citará a la treintena de personas aisladas desde el miércoles por haber podido estar en contacto con el párroco para que vayan a realizarse las pruebas PCR, según ha informado el alcalde, Santiago Enguídanos.

Rastreo de contactos

El alcalde de L'Énova, Tomás Giner, explicó a Efe que el miércoles se hizo un rastreo para conocer los contactos directos del párroco y se identificó a entre 80 y 100 personas, entre ellas los niños que tomaron la comunión, que fueron a hacerse la prueba al centro de salud.

Giner señaló que le consta que el párroco usa mascarilla en los actos religiosos y se desinfecta las manos con frecuencia, y los feligreses guardan la distancia de seguridad.

Se da la circunstancia de que ni en L'Énova ni en Sant Joanet ha habido ningún contagiado desde que se acabó el estado de alarma. Solo al principio del confinamiento se produjeron 3 ó 4 contagios de una misma familia y un fallecido.