El Instituto Confucio de la Universitat de Valencia ofrece cursos para todos los públicos y niveles

Matrícula abierta hasta fin de mes para aprender chino

El Instituto Confucio durante la celebración del concurso Puente Chino 2020La RazónLa Razón

El Instituto Confucio de la Universitat de València (ICUV) iniciará el curso 2020-21 con una mayor variedad de opciones de niveles y edades para llegar a un público lo más amplio posible. En una primera fase, y debido a las actuales circunstancias sanitarias, las clases arrancarán como acabaron el curso pasado, es decir, en formato online.

Más adelante, y cuando así lo permita la situación, volverán a la presencialidad en sus dos sedes: en la Facultat de Filologia, Traducció i Comunicació (Campus de Blasco Ibáñez, 32) o en el Campus dels Tarongers (Serpis, 29). Durante todo este mes de septiembre, la matrícula se puede realizar íntegramente desde la página web uv.es/confucio, sin necesidad de desplazarse físicamente. Existen dos opciones temporales, según niveles y edades, para realizar los cursos: en cuatrimestres, de septiembre a diciembre y de febrero a mayo; o de curso completo, es decir, de septiembre a mayo. Las primeras clases comienzan ya el próximo sábado 19.

El ICUV, único centro oficial de lengua y cultura china en la Comunitat Valenciana, oferta cursos para alumnado de nivel universitario que tienen su correspondencia equiparable en créditos de libre configuración para cualquier grado, según niveles y horas lectivas, desde 1′5 hasta 3 créditos anuales si se completa el itinerario y se alcanzan los objetivos académicos. Incluso, con docencia online, esta convalidación se mantiene vigente.

La gran variedad de cursos que tienen la matrícula abierta este mes, hasta el medio centenar, se distribuyen en niveles y horarios diferentes. Hay una oferta específica para alumnado de niveles y edades de infantil (6-12 años) y juvenil (13-17 años) en la que el ICUV ha sido pionero en España. También se ofrece, para adultos, una variada gama de cursos adaptados a sus necesidades profesionales.

Al acabar el período lectivo, se obtiene un certificado oficial del ICUV. Existen también cursos de preparación para los exámenes oficiales HSK-YCT, que expide el Ministerio de Educación de China, y que tienen su equiparación en el Marco Común Europeo de Referencia (MCER) para las lenguas.

Desde la fundación del ICUV en 2007, en sus aulas han aprendido chino una cifra de alumnado superior a 5.000 y se han examinado unos 4.000. El profesorado del ICUV lo conforman docentes nativos de China, que conocen la idiosincrasia del alumnado occidental, o locales con la titulación reconocida por China y dominio de esta lengua, que supone una buena alternativa profesional que amplía horizontes laborales.